Marenostrum Music Festival: regeneración ambiental en la playa dels Peixets y 3 millones de euros de impacto económico

El festival de música electrónica galardonado como mejor festival de la Comunidad Valenciana en su última edición llega a Alboraya para aportar empleo local, ocio, turismo y una solución para la denostada zona de la partida de Miracle.

Los próximos 8, 9 y 10 de julio, la Comunidad Valenciana, Valencia y en concreto la localidad de Alboraya, serán el epicentro mundial de la música electrónica con la celebración de la tercera edición de Marenostrum Music Festival. Este evento, elegido durante 2 años consecutivos como uno de los 3 mejores festivales (2014 y 2015) para la prestigiosa revista Vicious Magazine, acercará a los miles de asistentes las actuaciones de auténticos referentes internacionales de la música electrónica de la talla de Alesso, Luciano, Oliver Heldens , Tchami, Deorro, Don Diablo y KSHMR, entre otros habituales de festivales como Tomorrowland y Ultra.

Pero también será el escaparate perfecto para que tanto los artistas nacionales como la cultura valenciana sean protagonistas en una celebración que dejará su huella durante años con la mejora medioambiental acometida por la organización en la zona de la partida de Miracle, junto a la playa “dels Peixets”, que ya es una realidad y que continuará tras la celebración de la próxima semana.

3 MILLONES DE EUROS. Esta es la cantidad prevista de impacto económico que generará Marenostrum Music Festival y los miles de asistentes que pasarán por su recinto durante viernes, sábado y domingo. Los convenios con hoteles como Westin, SH Palace, Olympia Alboraya o Galileo Galilei; los 150 proveedores (Telefónica, Cabify, Coca-Cola, Red Bull, Telepizza entre otros), hosteleros de la zona, empresas de limpieza y montaje que han generado y generarán una gran aportación económica a la localidad de Alboraya y la ciudad de Valencia.

Foto_ANTES

Estado de la zona antes de los trabajos.

500 PUESTOS DE TRABAJO DIRECTO. La fuerza de trabajo necesaria para un evento de primer nivel como Marenostrum Music Festival se traduce en los más de 500 empleos directos que generará. Departamento de seguridad, control de accesos, departamento de producción, comunicación, staff, camareros, técnicos de sonido y transporte son algunos de los puestos que se cubrirán durante el evento. 250 de estos más de 500 puestos de trabajo serán ocupados por residentes de Alboraya.  

Foto_AHORA

Estado de la zona, actualmente.

15.000 TONELADAS DE RESIDUOS. Alrededor de 50 camiones cargados con 30 toneladas de residuos han desfilado durante las últimas semanas en la partida de Miracle, una zona que se encontraba en un estado preocupante a tenor de la basura orgánica, los escombros y todo tipo de residuos hallados durante las tareas de limpieza y que se pueden apreciar en las imágenes. Estas labores, llevadas a cabo por la organización y con un coste económico superior a los 60.000 euros han sido realizadas bajo la supervisión del Ayuntamiento de Alboraya, el Ministerio de Costas y la Conselleria de Medio Ambiente y del Servicio territorial de Obras Públicas integrado dentro de la Conselleria de Habitatge, Obres Públiques y Vertebració del Territori

Fotos_MONTAJE

Montaje de las carpas y escenario.

El 1 de agosto, cuando el festival haya desmontado toda su estructura, los vecinos y agricultores de Alboraya habrán ganado una zona que hasta ahora permanecía en un estado de vejación y de indefensión, ya que hasta hace poco más de un mes ningún colectivo se había movilizado por la mejora de su situación. “Llevamos de 40 años en estas tierras y esto será un antes y un después. La zona quedará mejorada, limpia y perfecta para el cultivo”, declara la familia Montaña, propietaria de varias parcelas en esta partida. Otro de los agricultores, José A. Navarro, coincide: “la zona estaba descuidada, con mucha suciedad y escombros, y creo que esto puede ser una ayuda para la zona”.

APORTACIÓN A ALBORAYA. Además de los 250 puestos de trabajo directos para los residentes de la localidad de Alboraya, su cultura y tradición tendrán un papel clave dentro del festival, por el que pasarán personas de todas las provincias de España y de muchos países del extranjero. La promoción del comercio local a través de puntos de exhibición y venta situados dentro del recinto, como es el convenio con el gremio de horchateros entre los que cabe destacar a Panac, Daniel, Tony, Rin y Món Orxata encargados de ofrecer la horchata para que se conozca a nivel nacional e internacional, siendo la bebida oficial del festival. Además, la organización ha regalado 1.000 entradas a los vecinos de la localidad y dos de las orquestas para las fiestas de Alboraya (2 y 9 de Julio) celebrando la inclusión del festival dentro de su calendario de fiestas patronales. Sin olvidarnos de los más de 500 agricultores de la localidad que han cedido sus tierras para la celebración de Marenostrum Music Festival viéndose beneficiados económicamente por una cantidad cercana a los 80.000 euros.

APOYO INSTITUCIONAL. La apuesta por la cultura musical de primer nivel, la regeneración del territorio y el turismo se antoja imposible sin el apoyo de las instituciones públicas. Es por ello que todos los detalles del proyecto se han desarrollado en colaboración y con la constante supervisión y aprobación del Ayuntamiento de Alboraya, el Ministerio de Costas, la Conselleria de Medio Ambiente y del Servicio territorial de Obras Públicas integrado dentro de la Conselleria de Habitatge, Obres Públiques y Vertebració del Territori. El tribunal de aguas del que depende la acequia de Rascanya, que atraviesa parte del recinto, también ha participado activamente en el proyecto impulsado por la organización en el que se ha invertido una cantidad en su alquiler y otra en la limpieza de la misma para potenciar la mejora del fluido de las aguas.

Información remitida por el Gabinete de Comunicación del MareNostrum Music Festival


 
 
 

Una Respuesta de Marenostrum Music Festival: regeneración ambiental en la playa dels Peixets y 3 millones de euros de impacto económico

  1. laly 6 de julio de 2016 en 14:19

    ¡¡No les da vergüenza !! El último reducto natural del término de Alboraya, literalmente aplastado por el “evento”: Dunas, flora, medio ambiente. . . bajo el impacto material y acústico de la fiestuqui, a mayor gloria del bolsillo de algunos políticos y amiguetes.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *