Luz verde a un PRI que permite la construcción de 500 viviendas sin obligación de que ninguna sea protegida

0
78

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha aprobado definitivamente la homologación y Plan de Reforma Interior (PRI) Ermita de Santa Bárbara de Beniparrell, donde está permitida la construcción de 500 viviendas aunque no existe la obligación de reservar ningún porcentaje para vivienda protegida.
Según se explica en la resolución de la Conselleria, al tratarse de un suelo clasificado como urbano residencial desde el planeamiento general y donde no se aumenta la edificabilidad ni se cambia el uso del suelo con el nuevo PRI, de poco más de 20.000 metros cuadrados, se excluye de la obligatoriedad de prever viviendas protegidas.

De momento, y debido a la crisis económica, aunque el PRI tiene capacidad para albergar 500 viviendas, el promotor es una agrupación de interés urbanístico integrada por los propios vecinos y propietarios cuyo objetivo principal es construir sus propias casas, según explica el alcalde de la localidad, Vicente José Hernandis.

“Así –aclara el primer edil – el crecimiento se va a dar muy poco a poco, paulatinamente, porque nosotros tampoco queremos una urbanización de 500 viviendas en un año”, capaz de duplicar la población del municipio.

El proyecto se sometió por primera vez a información pública en diciembre de 2003 y, en enero de 2006 fue aprobado provisionalmente por el pleno del Ayuntamiento tras desestimar todas las alegaciones. En enero de 2009, la Comisión Territorial de Urbanismo dio el visto bueno al proyecto supeditado a la subsanación de algunas cuestiones.

Una de ellas era la inclusión en la ficha de gestión del PRI de la condición de que, con carácter previo al inicio de las obras de urbanización, deberá acreditarse la efectiva disponibilidad legal, por cualquiera de los medios previstos en la legislación vigente, en materia de aguas, de recursos hídricos suficientes destinados al consumo humano para abastecer las demandas generadas por la actuación.

En el edicto emitido en enero de 2009, la CTU también se refería a que la zona se encuentra afectada por riesgo 6 según el Plan de Acción Territorial de Riesgo de Inundación de la Comunitat Valenciana (PATRICOVA) y, por ello, el Ayuntamiento debía de verificar la incidencia del riesgo e imponer condiciones de adecuación de las futuras edificaciones.

Solventado todo ello, el PRI se ha aprobado definitivamente dando luz verde a un planeamiento previsto en el PGOU vigente de Beniparrell y propuesto por los propietarios hace más de seis años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here