Los Verdes inician una lucha contra las ruinas modernas de la Canyada

0
68

El núcleo urbano de la Canyada y sus límites con espacios naturales como pinadas o barrancos albergan diversas construcciones “irregulares o en ruinas”, que llevan décadas paralizadas, “sufriendo el deterioro del tiempo, afeando el paisaje urbano, siendo un punto de atracción de vertederos y convirtiéndose en un peligro para las personas”.
Ante esta situación, los Verdes de Paterna han solicitado tanto al Ayuntamiento como a otras administraciones que actúen “sin dilación” y ejecuten las demoliciones de estas construcciones y restauren los espacios afectados.

“Sabemos que es un problema heredado para la actual corporación pero la inoperancia de las anteriores no puede ser excusa para que el gobierno del PP prolongue esta situación de claro peligro de incendio y daños para las personas que degrada la zona urbana y su entorno natural”, señalan desde el partido ecologista.

Además, aseguran que estas construcciones están en puntos demasiado céntricos o de paso habitual como para que se hayan pasado por alto tantos años. En ese sentido, advierten de que “de prolongarse más allá de esta primavera, quedará patente la gestión de sillón, despacho y grandes anuncios sin contenido que caracteriza al PP”, manifiesta el portavoz de Los Verdes, Xavier Mayoral.

Según el estudio realizado por Los Verdes, la construcción de estas características más espectacular por sus dimensiones y porque data de hace más de veinte años es una especie de finca de cuatro alturas que comenzó a construirse en medio de una parcela poblada de pinos adultos en la entrada de la calle 29, junto a la principal rotonda de acceso a la Canyada por la carretera de Pla del Pou.

La estructura de hormigón y ladrillos fue paralizada pero nunca se demolió. A la parcela se entra libremente lo que, para los ecologistas, resulta un peligro si los niños y jóvenes acceden porque podrían caer de uno de los pisos. Asimismo, parte de la maquinaria que se utilizó en la obra (una hormigonera, una grúa, alguna carretilla y herramientas) está desde entonces oxidada entre los pinos, lo que junto a los numerosos vertidos pueden provocar un incendio en plena zona urbana.

En el entorno del barranco de la Font, que Paterna aspira a convertir en un paraje natural municipal, se localizan también tres o cuatro puntos con estructuras de hormigón muy deterioradas por el paso del tiempo, en medio del arbolado y la vegetación. Se trata de los cimientos de varias construcciones que no llegaron a ejecutarse y ahora constituyen un peligro para residentes y paseantes. “No podemos reclamar que el barranco sea un paraje natural con este entorno tan desastroso”, remarca Mayoral.

Otro de los puntos donde se encuentra una construcción inacabada y abandonada es el entorno de la nueva ronda que salva el paso a nivel junto al instituto. Allí se localiza un recinto de una altura con varias dependencias y de considerables dimensiones, con signos de haber sido ocupado en varias ocasiones y con numerosos vertidos en el interior y el exterior. Las pintadas cubren todos sus muros exteriores.

Para Los Verdes, es urgente que el Ayuntamiento emita informes sobre la situación de cada una de estas construcciones en los que se indique si son ilegales, si simplemente se han abandonado antes de acabarse, si el suelo es de titularidad pública y si compete a otra administración actuar. “El siguiente paso ha de ser demolerlas y restaurar los espacios antes del próximo verano”, reclaman Los Verdes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here