Los vecinos solicitan a los concejales de barrio acciones para poner fin al tema de las cacas de los perros

0
58

Las concejalías de barrio, que entraron en funcionamiento el 3 de octubre, han empezado su plan de actuación tras las numerosas quejas vecinal con un tema delicado: las cacas de perro que ensucian las calles, plazas y jardines. Las medidas no se han hecho esperar.
El lunes 3 de octubre entraban en funcionamiento las concejalías de barrio con un objetivo claro: que los vecinos puedan realizar sus peticiones y consultas de la forma más directa posible, bien a través de un correo electrónico, de un teléfono o incluso concertando cita con el concejal responsable de cada barrio.

Los resultados ya se han visto durante la primera semana de funcionamiento: dos mails, tres llamadas de teléfono y varias citas concertadas con distintos concejales, y todos ellos, menos uno, con un mismo asunto, el problema de la limpieza de las calles, plazas y parques de la población.

Esta preocupación ha obligado a poner en marcha una doble campaña informativa, para intentar concienciar a los dueños de los perro. Una doble campaña que incluye, por un lado, placas metálicas de señalización en las zonas cercanas a los juegos de los niños, recordando a los vecinos que ese no es lugar para que los perros hagan sus necesidades. Y, paralelamente, la brigada municipal de obras y servicios está colocando pancartas informativas en trece puntos negros, aquellos que generan más quejas de los vecinos.

Además, tanto las pancartas como las placas no han costado un euro, ya que se está reutilizando el material que se diseñó para campañas realizadas en años anteriores.

Una responsabilidad que también cuenta con una ordenanza municipal en la que se regulan las sanciones económicas si los dueños no recogen las deposiciones de sus mascotas, sanciones que van desde los 30 a los 600 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here