Los vecinos protagonizan un histórico pleno con un orden del día elaborado con sus propuestas

0
66

Gracias al apoyo de los grupos del PSPV y Compromís en el Ayuntamiento de Paterna, que fueron los encargados de solicitar un pleno extraordinario, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Paterna (FAVEPA) pudo participar activamente en una sesión plenaria y defender ante el Gobierno municipal sus inquietudes y propuestas sobre temas como la presión fiscal, la revisión catastral o la TAMER.
De las propuestas llevadas por los vecinos salió adelante la que pedía que, a partir de 2014, los tributos municipales, sobretodo el IBI, se pudieran fraccionar en doce pagos mensuales. Así, también se aprobó que los vecinos que soliciten pagar así sus impuestos no tengan que pedir el pago fraccionado cada ejercicio fiscal, sino que una vez solicitado, la Administración, de oficio, se lo fracciones a no ser que el contribuyente manifieste lo contrario.

Este último aspecto fue aprobado por unanimidad de los grupos. El anterior, el fraccionamiento del pago a partir del próximo año, recibió el voto en contra del PSPV que se negó a apoyarlo si el alcalde no se comprometía a ponerlo en funcionamiento en enero de 2014.

Quien sí se comprometió a hacerlo, sean cuales sean los requisitos técnicos para poner en funcionamiento este sistema de gestión y cobro del IBI, fue el concejal de Hacienda, Manuel Palma, quien tomó la palabra en este punto para asegurar que en sus dos años de concejal siempre ha hecho lo que prometió: contención del gasto. Por ello, aseguró que si en 2014 los vecinos de Paterna no tienen la posibilidad de fraccionar el pago de sus impuestos, dimitiría.

Concurrido y tenso pleno

En los primeros cinco puntos del orden del día, que eran daciones de cuenta sobre aspectos como la propuesta de rebaja del IBI, la mecánica consistió en que el representante vecinal exponía la cuestión y preguntaba al alcalde, Lorenzo Agustí, y este, sin más explicaciones, se limitó a enumerar los documentos técnicos que se relacionaban con el tema en cada ocasión y que se incorporaban así al expediente. En los últimos cinco puntos, los vecinos aportaron propuestas y los cuatro grupos políticos las debatieron y votaron.

Se trató, pues, de un novedoso e histórico pleno municipal pues, según reconocieron varios concejales, era la primera vez que se hacía algo similar: una sesión donde los propios vecinos elaboraron el orden del día y propusieron soluciones a distintas cuestiones que les preocupan. Sin embargo, la expectación que levantó esta iniciativa y el hecho de que se celebrara por la tarde hizo que el salón de plenos se llenara de público y que el descontento de algunos vecinos provocara momentos de tensión con gritos, silbidos e, incluso, algún insulto. “Fuera, fuera” y “Alcalde, dimisión” fueron algunas de las consignas lanzadas por los asistentes.

La actitud de Agustí de limitarse a enumerar decretos y disposiciones en los primeros cinco puntos del orden del día caldeó aún más el ambiente e hizo que muchos de los asistentes abandonaran el pleno que alguno de ellos calificó, mientras se marchaba de “tomadura de pelo”. Incluso los concejales de EU abandonaron la sesión porque el alcalde, al tratarse de daciones de cuenta y no estar abiertos a debate esos puntos del orden del día, se negó a darles la palabra a los portavoces de la oposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here