Los vecinos alertaron del botellón en el aparcamiento de Gurú horas antes de que llegara la Policía

0
69

La discoteca Gurú, ubicada en el centro comercial Heron City, fue el escenario este fin de semana de una serie de incidentes que acabaron con cuatro jóvenes ingresados por intoxicación alcohólica y un herido leve, según informó el diario Las Provincias. Sin embargo, los vecinos de la zona alertaron de la presencia masiva de jóvenes horas antes de los incidentes pero la Policía no acudió hasta que recibió el aviso de emergencias que alertaba de posibles heridos.
Así lo asegura el grupo municipal Compromís per Paterna que ha presentado por registro de entrada diversas preguntas al concejal Vicente Arenes sobre por qué los agentes de Paterna no acudieron antes al lugar, cuando fueron alertados por los vecinos.

Según Compromís, las denuncias por el ruido de la discoteca Guru vienen de lejos, incluso existen quejas al Síndic de Greuges por el tema. Asegura el grupo de la oposición que ha recogido la opinión de numerosos vecinos de la zona “y las quejas al ruido de la discoteca son unánimes”.

Aunque reconocen que el alcalde, Lorenzo Agustí, explicó a los vecinos que el Ayuntamiento estaba tomando medidas con requerimientos, insisten en que los dueños de la discoteca aún no han insonorizado el local y por las noches los vecinos se quejan de que tienen la discoteca en casa.

Según la portavoz de Compromís, Loles Ripoll, “el señor Agustí tendría que vivir aquí para darse cuenta de la situación de estas familias, que necesitan descansar como todo el mundo, y tomar las medidas disciplinarias que permite la ley, que las hay, para quien la incumple”.

El botellón de este fin de semana se comenzó a formar horas antes de que acudieran los agentes y los vecinos habían llamado al Ayuntamiento para alertar a la policía municipal, aseguran desde Compromís que no entiende por qué la policía no acudió antes.

Compromís va a plantear en la Comisión Informativa correspondiente que la Concejalía envíe patrullas disuasorias a la zona todos los fines de semana. Según Ripoll, “al alcalde le ha explotado una situación que estaba consintiendo desde hace tiempo. En este tema llueve sobre mojado y el equipo de Gobierno no puede hacer oídos sordos a una situación que afecta a la calidad de vida de tantas personas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here