Los trabajadores de FGV aprueban en referéndum el despido de 310 empleados en el ERE

0
31

Los trabajadores de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) han aprobado en referéndum, con 1.070 votos a favor y 435 en contra, el despido de 310 empleados acordado en el marco del expediente de regulación de empleo (ERE) en el que está inmersa la empresa pública.
Tras la asamblea informativa del miércoles, los trabajadores de Valencia y Alicante han celebrado sendas consultas el jueves 3 de enero con una participación del 85% y del 90%, respectivamente, según ha informado el representante de UGT, Antonio Soler.

Soler ha indicado que en Alicante, 221 trabajadores han votado a favor del acuerdo y 76 lo han hecho en contra, mientras que en Valencia han sido 849 los votos favorables por 359 contrarios a la propuesta.

La empresa pública planteó un ERE de 450 trabajadores con el fin de reducir en 22 millones de euros los gastos de personal aunque, tras la negociación con los sindicatos, se ha rebajó a 310, de los cuales 236 corresponden a jubilaciones y prejubilaciones, además de acordarse una reducción salarial de un 10%.

Este preacuerdo, cerrado en la noche del pasado viernes día 28 tras una jornada maratoniana de reuniones, tenía que ser refrendado por la asamblea de trabajadores, según acordaron el comité de empresa y la dirección de FGV.

El preacuerdo fue suscrito por cuatro de los seis sindicatos representados en la empresa -UGT, CCOO, SEMAF y SCF-, que representan un 75% de la plantilla, ya que ni SIF ni SF lo firmaron.

El texto recoge tanto el plan de jubilaciones para trabajadores mayores de 56 años, con una garantía del 80% del salario regulador, como las salidas del personal de 61 años o más.

El resto de salidas, un total de 74, serán de personal que se acoja voluntariamente al ERE -hay de plazo hasta el 14 de enero- y trabajadores cuyos contratos temporales finalicen, a excepción de los relevistas de los jubilados parciales.

Si no se llegara de forma voluntaria a lograr esas salidas, la dirección de la empresa determinará los afectados por los despidos con el criterio de que el personal tanto de FGV como de FEVE y CVT que hubiera accedido a su empleo en los términos fijados por la normativa laboral, tendrían preferencia para mantener su puesto.

El acuerdo recoge también incentivos a las salidas voluntarias, de 800 euros al mes durante seis meses o de 400 euros al mes hasta llegar a los 55 años en el caso de trabajadores que hubieran reingresado en FGV tras declararles una incapacidad permanente total.

Igualmente, la empresa y la representación social han acordado la creación de una bolsa de trabajo para poder recolocar a los 74 despedidos, así como de una comisión de seguimiento para la aplicación del ERE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here