Los torrentinos podrán acceder a más de 350 bicicletas que se repartirán en 13 paradas a partir de octubre

0
64

El próximo mes de octubre los ciudadanos de Torrent podrán dejar el coche en casa y desplazarse por la ciudad en bicicleta gracias al servicio de alquiler que se pondrá en marcha. A partir de tal mes se podrá obtener un carnet de usuario, similar a la tarjeta Móbilis que se utiliza en Metrovalencia, que contará con un chip que identificará al usuario y que podrá recargarse fácilmente.
Para implantar este sistema habrá 13 paradas repartidas por toda la ciudad, que tendrán disponibles en todo momento entre 10 y 12 bicicletas. Además, un equipo de mantenimiento irá revisando cada parada, además de ir reponiendo bicicletas en aquellas paradas en las que haya un mayor uso en horas punta.

En total, habrá unas 350 bicicletas, entre las que estén en circulación y las que se queden de recambio. Además, 10 de ellas serán eléctricas y estarán disponibles para personas que se dirijan al Vedat, o que no puedan realizar un esfuerzo excesivo.

Los primeros 30 minutos de uso serán gratuitos, para así potenciar su uso en los desplazamientos cortos por la ciudad. Una vez sobrepasado ese tiempo, la tarifa será de 15 céntimos por hora, similar a la que se establece en otras grandes ciudades que ya disponen de este servicio.

“Con la puesta en marcha de este nuevo servicio, Torrent será una de las localidades pioneras en nuestra provincia en apostar firmemente por este medio de transporte. Al principio, será necesario una adaptación entre los conductores de vehículos y los ciclistas, pero pensamos que tendrá una gran aceptación”, ha explicado esta mañana el concejal de Medio Ambiente, José Gozalvo.

En total habrá 13 paradas distribuidas por toda la ciudad: en las dos estaciones de FGV, Fray Antonio Panes, Obispo Benlloch, Constitución, Padre Pruedencio, Ciutat Esport, Policía Nacional, Comare Pilar Martín, Dr. Marañón (El Vedat), CC. Las Américas, Antonio Ferrandis y Camí Reial.

El horario de disponibilidad de las bicicletas se concretará más adelante, “en principio tenemos pensado que estén disponibles desde primera hora de la mañana a la noche, más o menos entre las 7 y las 22 horas. Sin embargo, este detalle aún no está decidido, ya que son muchas las grandes ciudades que ofrecen este servicio a lo largo de todo el día”, ha detallado Gozalvo.

En cada una de las paradas, habrá un aparca-bicicletas, que tendrán capacidad para 14 candados, y que incluirán un lector RFID (la tecnología inalámbrica por la que funciona este sistema), para identificar cada bicicleta. Los candados están compuestos de dos piezas: una integrada en el aparca-bicicletas con un electro-imán, y otra pieza agujereada soldada al frontal del cuadro de la bicicleta.

Además, en cada parada habrá una columna informática, que será un punto de información dotado de protección contra actos vandálicos, con pantalla táctil adaptada a exteriores y lector de tarjetas RFID (sin contacto), conectado a internet. Estas columnas están preparadas para tarjetas sin contacto APUNT homologadas por la Entidad de Transporte Metropolitano (eTM) para una mejor intermodalidad con el resto de sistemas de transporte público. Esto supone que, en un futuro, las mismas tarjetas que se utilizan para el metro podrían usarse para el uso de estas bicicletas.

Tecnológicamente el sistema emplea la transmisión por radiofrecuencia entre la bicicleta y el aparca-bicis con el fin de contabilizar los datos en el sistema de información. Los datos transmitidos por la etiqueta proporcionan información sobre la identificación o localización. La ventaja de esta tecnología es el control de la disponibilidad de la bicicleta en el aparcamiento en tiempo real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here