Los sindicatos abandonan la Mesa de Negociación sobre los recortes en Personal por la ausencia del alcalde

0
41

Las cinco secciones sindicales del Ayuntamiento de Mislata han conseguido que se anule la primera Mesa de Negociación convocada para estudiar las medidas de ahorro en el capítulo de Personal propuestas por el equipo de Gobierno y que incluyen la reducción de productividades y la eliminación de diversas ayudas a los funcionarios. La ausencia del alcalde ha servido a los sindicatos para acogerse a un artículo del reglamento del Consistorio y evitar la celebración de la Mesa.
Molestos por la publicación en un medio de comunicación de las medidas propuestas por el equipo de Gobierno un día antes de la celebración de la primera Mesa de Negociación, los sindicatos querían que el alcalde, Calros Fernández Bielsa, asistiera a la reunión. Ante su ausencia y la única comparecencia del concejal de Personal, han recurrido a la falta de representatividad de la Mesa por parte del Ayuntamiento.

El motivo de la convocatoria era una “propuesta” de la Concejalía de Recursos
Humanos que se facilitó a las diferentes secciones el día 14 de marzo de 2012. Dicha propuesta se publicó en el diario Levante-EMV al día siguiente cuando la Mesa estaba convocada para el 16 de marzo. Esta circunstancia, según los sindicatos, “ha roto la buena fe básica en la negociación colectiva” ya que, según critican, “se dio en prensa como hecho una propuesta no negociada”.

La propuesta pasa por una reducción de las productividades en los sueldos de los trabajadores municipales que supondrían una media “de entre 50 y 70 euros al mes” y la eliminación de ciertas ayudas económicas que recibían para tratamientos dentales, audífonos o matriculas de guardería. En total, el dinero que el Ayuntamiento ahorrará en estos conceptos ronda los 340.000 euros aunque la partida de Personal se ha rebajado en más de tres millones respecto a lo presupuestado en 2010 (y prorrogado en 2011).

Según fuentes del Consistorio, la reducción en la partida de Personal se consigue con la amortización de plazas que no estaban cubiertas. Con estas medidas, el equipo de Gobierno dice haber garantizado la estabilidad laboral de los catorce trabajadores interinos. “Hemos primado la estabilidad laboral frente al mantenimiento de las productividades”, insisten desde el Gobierno local.

En ese sentido, matizan que estas medidas son provisionales mientras este vigente el Plan de Saneamiento que, calculan, será durante tres años.

La próxima Mesa de Negociación, que será la primera, se ha convocado para el martes 20 de marzo. Para ella, los sindicatos han solicitado la asistencia de todos los componentes de la Mesa por parte de la Corporación (alcalde, concejal de Personal y las dos tenientes de Alcaldía) así como las previsiones presupuestarias en las que se basan “los supuestamente imprescindibles recortes”.

Las secciones sindicales esperan “de la inteligencia de quienes nos gobiernan que se recupere la cordura y la negociación”. En ese sentido, han manifestado su “total rechazo a las formas y al fondo de la propuesta” aunque se han mostrado dispuestos a “aportar y a ayudar en la negociación de una alternativa que conjugue el mantenimiento de los servicios públicos con los derechos de los empleados y del Ayuntamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here