Los ruidos de la fábrica de la familia de la ex alcaldesa acaban costando 10.000 euros a Aldaia

1
163

Aldaia. Ayuntamiento. Fachada. 3 de julio.

Los constantes ruidos producidos desde 2003 por la fábrica de pipas de fumar, propiedad de la familia de la ex alcaldesa de Aldaia, Empar Navarro, que no estaba insonorizada y que provocaba constantemente contaminación acústica para el perjuicio de los vecinos de las viviendas colindantes y la denuncia de los vecinos han costado 10.000 euros a las arcas municipales tras una sentencia judicial.

Pese a que los vecinos afectados solicitaron en reiteradas ocasiones al Ayuntamiento que iniciara el expediente sancionador correspondiente, el consistorio nunca respondió por lo que los afectados se vieron obligados a recurrir a los tribunales.

Aunque con la llegada del Partido Popular al Ayuntamiento, se inició el expediente sancionador y se instó al propietario a adecuar las instalaciones para no provocar ruidos, el proceso judicial continuó su curso.

En 2010, el TSJ dictó sentencia instando a la ex alcaldesa, a que legalizara la fábrica de pipas, y aunque se comprometió a ello, nunca llegó a término y dilataba la queja de los vecinos en el tiempo.

En concreto, los denunciantes que sufren estos ruidos desde 2003 afirman, tal y como refleja la sentencia, que hasta 2005 el Ayuntamiento no se dirigió a la sociedad mercantil “Sucesores de Emilio Navarro, S.L”, propietarios de la citada fábrica para que legalizara la situación. Y aunque comprobaron mediante mediciones que la actividad de la empresa sobrepasaba los límites sonoros establecidos, “hizo caso omiso”.

La sentencia judicial ante la que no cabe recurso,  afirma que “ante la inactividad mostrada por el consistorio se ha establecido la cantidad de 4.000 euros más intereses para cada uno de los afectados en concepto de daños morales, lo que implica unos 10.000 euros”.

1 Comentario

  1. En una sociedad democrática lo primero que deben hacer nuestros representantes es ser transparentes y honrados con la información que se da a los vecinos. En este caso, y en todos los que publicita el PP, su único fin es: “desgastar, utilizar, el tu más manipular”… es tendenciosa y partidista.
    Es de mala fé dar publicidad de medias verdades y errores de otros; y callarse sistemáticamente todas las sentencias y monumentales cagadas de Carmen Jávega y su equipo de gobierno, en estos dos y medio últimos años. No quiero poner ningún ejemplo de los muchos que hay, algunos trágicos.
    Todo esto deberían saberlo los buenos políticos, las buenas personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here