Los puestos de trabajo ofertados por los ayuntamientos en l’Horta caen un 96, 4% desde 2009

0
196

La crisis económica se ha sentido mucho en las cifras del paro y no solo en la destrucción de puestos de trabajo sino, también, en la falta de creación de empleo, tanto en el sector privado como, muy especialmente, en el sector público. Según CCOO, desde el año 2009, los puestos ofertados por los ayuntamientos de l’Horta han caído un 96, 4% pasando de las 227 ofertas de 2009 a las 5 registradas en este año 2016.

El estudio realizado por el Sector de la Administración Local de la FSC de CCOO a partir de los datos brutos de oferta pública de empleo local (publicados en los boletines oficiales BOP, DOCV y BOE), entre los años 2008 y 2016, permite inferir que, en términos globales, hasta 2009 se mantiene un impulso inercial del empleo público ofertado al pasar de los 141 plazas de 2008 a las 227, gracias a lo ofertado, especialmente, en las poblaciones Mislata y Torrent, con 22 y 24 plazas, respectivamente, y la Diputación de Valencia, con 72 plazas ofertadas. Sin embargo, a partir de ese momento, el descenso es sistemático cayendo brutalmente la oferta de empleo hasta alcanzar una reducción del 96, 4% en 2016.

La caída de 2010 coincide con la reducción en el marco de la ley de los Presupuestos Generales del Estado (Ley 26/2009, de 23 de diciembre, de PGE para el año 2010) de la tasa de reposición de efectivos, con una restricción importante a la incorporación de personal que se ha mantenido e incluso endurecido hasta la actualidad, según aseguran desde la organización sindical.

En 2015 se produce una ligera mejoría por la oferta que realiza de 29 plazas el Consorcio Provincial de Bomberos. A parte de esos puestos tan sólo se registran 8 ofertas en el resto de administraciones locales de la comarca.

Las diferencias entre l’Horta Nord y l’Horta Sud tienen mayor repercusión en los primeros años de este periodo pero no influyen sobre el resultado final pues en 2016, en ambas comarcas las cifras son muy bajas sumando, en total, cinco ofertas.

Durante estos años, Torrent y Mislata son las poblaciones que han inflado las cifras de ofertas de puestos de trabajo en la comarca con 42 plazas Mislata hasta 2012 y 58 Torrent en tan sólo dos años: 2008 y 2009. A partir de 2012, la oferta se reduce a niveles mínimos alcanzando su peor cifra en 2016.

Según explican desde CCOO, la Administración Local no tiene capacidad legislativa, y su autonomía es realmente menor que la del resto de niveles administrativos básicos lo que supone, en la práctica, “que los controles coercitivos que sufre, vía supervisión de la Delegación del Gobierno, inciden más en las restricciones normativas al empleo público que en el resto de administraciones territoriales”.

“En definitiva, el nivel de empleo público estable en l’Horta cae drásticamente sin reponer suficientemente los efectivos necesarios para garantizar la prestación de los servicios mediante empleo de calidad y con independencia y profesionalidad acreditada a través de procedimientos de pública concurrencia y mecanismos selectivos adecuados”, denuncian desde el sindicato. Así, aseguran que al hecho del aumento de temporalidad y precariedad, la privatización de servicios o la disminución de los mismos por la disminución del empleo público “cabe añadir la dificultad de implementar nuevas (diferentes) políticas públicas como consecuencia de los cambios de equipos de gobierno tras las últimas elecciones locales”.

“Remunicipalicación de servicios, ampliación de servicios recortados, creación de nuevos servicios que atiendan las nuevas realidades, demandas sociales o requerimientos de control y transparencia son imposibles si el marco normativo básico sigue asfixiando a la Administración Local”, destacan.

Además, CCOO denuncia que los problemas de envejecimiento de plantillas, falta de relevo (ordenado y con transmisión de conocimiento y experiencia), incumplimiento de plazos o de prestación de servicios cada vez hacen más incompatible la prédica de la cercanía de la administración local al ciudadano y de la eficacia y eficiencia.

“Todo ello nos lleva a concluir que el callejón sin salida a que ha llevado la contención presupuestaria vía gastos de personal de la Administración ha sido un error de bulto por diferentes motivos: la reducción no ha atendido a análisis caso a caso sino generalizadamente, no ha habido planificación ni alternativas de gestión (reordenación de efectivos), no se ha considerado la pirámide de edades (tan solo las cifras globales de empleados) y es discutible la incidencia en la reducción del déficit de este tipo de medidas y más aún si se tiene en cuenta sus consecuencias a largo plazo”, concluyen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here