Los ‘ladrones agrarios’ se ceban ahora con el gasóleo de tractores y maquinaria en Alfafar y alrededores

0
21

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha detectado un nuevo delito en el ámbito agrario. En los últimos seis meses, han proliferado los robos de gasóleo de vehículos agrarios y maquinaria para destinarlo a furgonetas y otros vehículos particulares, sobretodo, en el municipio de Alfafar y sus alrededores.
Al parecer, los delincuentes entran por la fuerza en almacenes y casas de campo para sustraer el gasóleo agrícola que contienen los tractores y demás maquinaria. Los agricultores afectados sospechan que los delincuentes utilizan el carburante extraído para sus furgonetas y otros vehículos particulares.

La zona donde se han producido más delitos de esta índole es el término de Alfafar y alrededores, donde predomina el cultivo del arroz. “Los ladrones ya no tienen bastante con cosechas enteras o instalaciones de riego, ahora arrasan con todo y dejan al agricultor hasta con el depósito vacío”, ha denunciado el presidente de AVA, Cristóbal Aguado.

Uno de los robos citados, denunciado a la Guardia Civil, ocurrió la noche del 11 de julio, coincidiendo con la final del mundial de fútbol. Los delincuentes hicieron un butrón en la pared de un almacén, rompieron el candado de la puerta desde el interior y sustrajeron hasta 400 litros de gasóleo B. En estos robos, también se llevan aperos y piezas de maquinaria que tienen cierto valor en el mercado negro.

A este tipo de delincuencia habría que sumar la “ya habitual” vinculada a los robos en busca de cobre de instalaciones de pozos de riego. Sólo en la última semana, AVA ha constatado tres asaltos en el municipio de Tavernes de la Valldigna, otro en Carcaixent y un quinto en Llíria.

“Y nosotros sólo podemos contabilizar algunos casos, los de las comunidades de regantes que tienen sus instalaciones aseguradas y que necesitan presentar denuncia para percibir las indemnizaciones. El problema es que cada vez es más complicado mantener estos seguros y que sólo denuncia quien tiene seguro”, matiza Aguado.

Por todo ello, la organización agraria solicita a la Delegación del Gobierno mayor vigilancia en zonas rurales y en las chatarrerías que pueden ser posible destino de estos materiales sustraídos.

Según los afectados de esta zona, hay un desguace localizado en Massanasa que a diario adquiere hierro y otros metales “de procedencia dudosa”.

“Es indignante y así me lo transmiten los agricultores, que la Guardia Civil tenga localizadas a estas bandas organizadas y no puedan hacer nada por culpa de un Código Penal laxo y tremendamente injusto”, indica Aguado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here