Los empresarios critican las trabas del Ayuntamiento de Valencia a la ampliación de la V-21

1
3712

La confederación empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) ha criticado al Ayuntamiento de Valencia por los cambios de última hora introducidos en la tramitación de la ampliación de la autovía V-21, entre el barranco de Carraixet y la ciudad de València, que han supuesto la paralización de las obras.

Según ha informado la patronal, estas nuevas trabajas burocráticas, que estaban ya en su fase de licitación y apertura de ofertas económicas, ya se habían alargado durante una década y ahora, cuando estaban en su recta final, sufrirán de nuevo un parón.

La ampliación de la V21 en su tramo Carraixet-Valencina es una de las infraestructuras identificada como prioritaria en el Informe Infraestructuras para el desarrollo socioeconómico de la Comunitat Valenciana, que enumera y cuantifica las infraestructuras prioritarias para impulsar la competitividad de las empresas y el desarrollo sostenible del territorio, han recordado los empresarios.

Este informe ha sido elaborado por el grupo de trabajo constituido en el seno de la CEV en el que participan representantes de la Federación de Empresas de la Comunidad Valenciana Contratistas de Obras de la Administración (FECOVAL), la Federación de Empresarios de la Construcción (FEVEC) y la Cámara de Contratistas y ha contado con las aportaciones de la administración autonómica y central, de las autoridades portuarias de la Comunitat, de Red Eléctrica Española e INECA.

En un comunicado, la CEV considera la V-21 una vía de conexión estratégica para el desarrollo económico y para la movilidad ciudadana, ya que su densidad de tráfico y su índice de siniestralidad “hace irrenunciable su ampliación con un tercer carril en cada sentido para evitar la saturación y el colapso de los tráficos de entrada y salida a la ciudad de Valencia”.

La patronal ha denunciado este cambio de reglas de juego con la partida en su recta final, pues esta paralización, “a instancias de las mismas formaciones políticas que en 2015 apoyaron el proyecto, se produce en el tramo final de su tramitación, superada ya la fase de consultas y exposición pública y con todos los informes exigidos para una obra de esta magnitud ya aprobados”.

La CEV emplaza a las administraciones públicas y a las diferentes fuerzas políticas a “trabajar conjuntamente para que el desarrollo de las infraestructuras de la Comunitat Valenciana se lleve a cabo en el marco de un pacto global con una estrategia común y estable en el tiempo”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here