Quantcast

Los edificios de Lubasa y Fbex en la calle Valencia incumplen el Plan General de Ordenación Urbana

El grupo municipal del PSPV en el Ayuntamiento de Mislata ha denunciado una irregularidad urbanística por parte de las constructoras que han levantado dos de los edificios del PAI de la calle Valencia, Fbex y Lubasa. Al parecer, el diseño del edificio incumple una premisa del Plan General de Ordenación Urbana del municipio aunque ello no ha impedido al Consistorio concederles las licencias de ocupación.
Las empresas constructoras de los edificios en cuestión decidieron suprimir la edificabilidad de la planta baja para subir una nueva altura. Se trata de una técnica que permite el Plan General de Ordenación Urbana pero con la condición de que la planta baja quede “en su totalidad diáfana y de uso público salvo los espacios necesarios para acceso, zaguán, cuartos de contadores o cualquier elemento común preciso para la edificación”.

Para el PSPV, el PP “está consintiendo y permitiendo beneficiar a las constructoras, en lugar de defender los intereses de los ciudadanos. Ese suelo de uso privativo en realidad debería ser suelo público de todos los ciudadanos de Mislata”.

Las rampas de los garajes, irregulares

En el edificio de la calle Valencia construido por Lubasa, además, se produce una nueva irregularidad y es que las rampas de los aparcamientos carecen de plataforma de salida. La norma obliga a que las rampas de salida y entrada de vehículos tengan una plataforma antes de su incorporación a la acera, para que los vehículos tengan visibilidad y se puedan incorporar al tráfico sin causar peligros de accidente.

“Con esta nueva infracción, el PP y el alcalde de Mislata, no sólo cometen una nueva irregularidad urbanística, vulnerando la normativa y permitiendo a la constructora que tenga espacio para construir más plazas de aparcamiento que luego venderá para obtener más beneficios que no debería obtener si se aplicara la normativa, sino que además, ponen en peligro a los peatones que cruzan la acera”, explican desde el PSOE. Lo cierto, es que la visibilidad de salida de la rampa es nula y cuando un coche emerge se encuentra en medio de una explanada con paso frecuente de peatones.

Preguntas sin respuesta

Los socialistas de Mislata se preguntan “¿por qué el PP permite estas irregularidades urbanísticas y no obliga a la constructora a rectificar lo que está mal hecho?”. Para los socialistas, “algo huele muy mal tras las graves irregularidades urbanísticas permitidas por el concejal Vicente García (PP) y el alcalde de Mislata, Manuel Corredera”.

De hecho, el grupo municipal lleva meses solicitando informes al respecto en las comisiones de Urbanismo y todavía obtienen respuestas evasivas. Para los socialistas “el PP está intentando esconder a los ciudadanos las graves irregularidades permitidas para beneficiar, una y otra vez, a las constructoras”.



 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *