Los consistorios continúan convocando plenos extraordinarios para exigir la deuda de la Generalitat ante el rechazo del PP

0
24

Los grupos socialistas votan a favor, los del PP, en contra. En todos los municipios de la comarca se repite el mismo escenario en los plenos extraordinarios que se celebran para reclamar a la Generalitat la deuda que mantiene con los municipios por no haber creado el Fondo de Cooperación Municipal en 1999 cuando se comprometió a hacerlo.
Municipios como Xirivella, Alaquàs y Bentússer fueron de los primeros en celebrar sus sesiones plenarias para tratar este asunto siguiendo las órdenes de Blanqueries desde donde la secretaria general de la provincia, Carmen Martínez, anunció que en todos los municipios se iba a presentar una moción para exigir el dinero a la Generalitat.

En los municipios que gobierna el PSPV, los plenos se están convocando con cierta rapidez y, en los que está en la oposición, ya se están solicitando esos plenos extraordinarios como es el caso de la localidad de Paterna a la que la Generalitat adeuda 77 millones de euros. De hecho, en Torrent, donde el Gobierno autonómico debe 132 millones de euros, ya se ha celebrado el debate de la moción con el resultado esperado: ha sido rechazada con los votos en contra del PP y los votos a favor del PSPV.

De momento, el único caso que se ha salido de la tónica es, precisamente, el de Quart de Poblet, cuya alcaldesa es Carmen Martínez, ya que según asegura el equipo de Gobierno, el grupo del PP ha anunciado que directamente no asistirá a la sesión plenaria.

En ese sentido, el primer teniente de alcalde y portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Quart de Poblet, Bartolomé Nofuentes, ha manifestado que “el PP y su portavoz, Amparo Mora, cometen la mayor tropelía en la historia democrática del Ayuntamiento al negarse a acudir a un pleno extraordinario para debatir una moción del grupo municipal socialista en la que se pide a todas las administraciones mayor financiación para los municipios”.

A su juicio, “esta salida de tono lo que deja claro es que a la señora Mora no le importa en absoluto el futuro de los vecinos y las vecinas de Quart de Poblet, sólo el suyo. Prefiere no cumplir con su obligación de representar a los ciudadanos y ciudadanas que le dieron su apoyo, a tener que votar a favor una moción que evidencia la ruina en la que Francisco Camps ha sumido a los municipios valencianos y, por supuesto, a Quart de Poblet, al que la Generalitat adeuda más de 20 millones de euros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here