Los comercios de varios municipios de l’Horta apagaron las luces durante 15 minutos en protesta por la liberalización de horarios

0
51

Los comercios de una veintena de municipios de l’Horta apagaron las luces de los escaparates durante 15 minutos en protesta por la liberalización de horarios, mientras que los ayuntamientos de Alfafar y Burjassot han rechazado esta misma semana solicitar la libertad de horarios para las grandes superficies instaladas en su término municipal.
Los rótulos y escaparates de los comercios de una veintena de municipios de las comarcas de l’Horta adheridos a la Plataforma por el Comercio Valenciano permanecieron a oscuras durante 15 minutos este miércoles 27 de febrero para manifestar su desacuerdo con las pretensiones de algunos ayuntamientos de declarar, de forma injustificada, sus municipios Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT), lo que otorgaría libertad de horarios comerciales a las grandes superficies ubicadas en ellos.

La asociaciones de comerciantes y comercios que impulsan esta iniciativa cuentan con el apoyo y el asesoramiento de la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (COVACO), que recientemente remitió a todos sus asociados la documentación necesaria para argumentar ante sus consistorios los inconvenientes y el grave perjuicio para el comercio urbano y para los trabajadores del sector que supone declarar ZGAT injustificadamente en sus municipios.

De hecho, son ya dos los ayuntamientos que han descartado en pleno municipal solicitar la libertad de horarios para sus grandes superficies y centros comerciales, el Ayuntamiento de Alfafar y el Ayuntamiento de Burjassot. Han alegado que sus localidades no reúnen los requisitos que exige la ley.

La acción llevada a cabo por las tiendas de la Plataforma por el Comercio Valenciano tenía como objetivo mostrar a los vecinos cómo serían los pueblos sin comercios. Por ello decidieron apagar rótulos y escaparates e incluso, en algunos casos, cerrar durante 15 minutos.

Según fuentes de la Plataforma, la protesta fue secundada por cientos de establecimientos. Sólo los bancos, algunas franquicias y algunos hosteleros mantuvieron su iluminación encendida. La respuesta de los clientes, según dijeron, es “positiva”, tanto ante el apagón como ante el resto de acciones que están realizando, entre las que se incluye una recogida de firmas.

En paralelo, los representantes de la plataforma están manteniendo encuentros con los representantes de los distintos grupos políticos municipales, instándoles a presentar mociones en contra de la liberalización de horarios, y con los grupos parlamantarios en Les Corts.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here