Los comerciantes identifican la falta de aparcamientos como principal causa del deterioro del negocio

0
49

La falta de aparcamientos es, para los comerciantes de Burjassot, el principal motivo, junto a la crisis económica, por el que los establecimientos del municipio adolecen de un descenso en sus cifras de negocio. La competencia de los centros comerciales de la capital es otra de las causas.
Así ha quedado recogido en las encuestas telefónicas realizadas a 151 comerciantes del municipio durante la elaboración del Plan de Acción Comercial que se ha presentado en las primeras jornadas del comercio de Burjassot organizadas por la Associació de Comerç i Serveis, la empresa pública CEMEF, el Ayuntamiento y la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación.

El PAC, elaborado por una empresa especializada, servirá como diagnóstico de la situación actual del comercio de Burjassot sobre el cual buscar soluciones o mejoras para fomentar las compras en el municipio. Instrumento más que necesario en una época de crisis económica que ha acelerado la destrucción de empleo y el cierre de negocios. De hecho, durante las entrevistas realizadas a los comercios, el 9% reconoció que cerrará en los próximos meses y, aunque de ellos, más de la mitad se debe a la jubilación del propietario, un 40% responde a los malos resultados económicos.

Además de la crisis económica, los propietarios de los establecimientos han identificado la falta de aparcamiento en Burjassot como una de las principales causas de la tendencia decreciente del volumen de negocio. A ello se suma la competencia de los centros comerciales ubicados en Valencia, los altos impuestos y la ausencia de apoyo institucional, según los encuestados.

De hecho, mejorar la red de aparcamientos e, incluso, crear un carril bici e instaurar un autobús que una las zonas comerciales del municipio son algunas de las propuestas que recoge el PAC en sus conclusiones para mejorar la situación del comercio. Eso en el capítulo de urbanismo comercial en el que también se incluyen otras medidas como la señalización de las zonas comerciales, una imagen corporativa o la limpieza y cuidado de las zonas donde se ubican los establecimientos.

En ese sentido, también se proponen cuestiones como mejorar la publicidad y la realización de campañas de concienciación como el comercio justo o la sustitución de las bolsas de plástico, impulsar la figura de un profesional dinamizador de la actividad comercial del municipio, potenciar el relevo de los negocios y el acercamiento a los comercios inmigrantes para evitar ‘guetos’ en ciertos tipos de negocio.

Fuertes en la atención al cliente

Pero no todo son malas noticias y es que el comercio local de Burjassot es valorado por los residentes en la atención al cliente y en la calidad de su servicio donde se imponen con autoridad a sus principales competidores: los centros comerciales y los comercios de la ciudad de Valencia.

Los residentes encuestados (300 en total) valoran la pforesionalidad, el interés de los dependientes y el esfuerzo en fidelizar al cliente además de sus conocimientos sobre los productos que ofrecen que, por cierto, también tienen una buena valoración, así como la relación calidad-precio donde los comercios de Burjassot sacan una buena nota.

Las debilidades más destacadas, por el contrario, son la imagen y los horarios considerados “inadecuados” ya que el 85% de los establecimientos tiene horario partido, es decir, que abre por la mañana y por la tarde y cierra a mediodía además de que la gran mayoría no abre los sábados por la tarde, horario escogido por la mayoría para realizar la compra de bienes ocasionales como ropa, calzado, equipamiento del hogar, etc.

Evasión de compradores

Aunque el 76% de las compras diarias (alimentación, droguería y perfumería) se realizan en el municipio, lo que supone el 85% del presupuesto de los residentes en este apartado, más del 40% de los vecinos realiza sus compras de ropa y calzado fuera del municipio y el porcentaje aumenta si se habla de compras relacionadas con el equipamiento del hogar.

La evasión de compradores a otros municipios supone un déficit en el equilibrio comercial de casi 20 millones de euros anuales ya que los comercios de Burjassot ofertan por valor de 146, 3 millones y los residentes compran por valor de 127 millones de euros.

Pese a la cifra, los responsables de la elaboración del PAC han destacado que “no son resultados del todo negativos” en comparación con otros municipios similares y teniendo en cuenta la proximidad de Burjassot a la ciudad de Valencia y a los múltiples centros comerciales de la zona.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here