Los afiliados expulsados del PP de Paterna apuntan a una venganza de la presidenta por sus críticas al grupo municipal

Incio Campaña PP Paterna

La candidata del PP de Paterna y la presidenta, María Villajos, en el inicio de la campaña electoral de los comicios locales.

Los dos ex concejales y dos ex vicesecretarios del PP de Paterna expulsados por el Comité Regional la semana pasada, Andrea Sánchez y Juan Manuel Rodríguez y Miguel Pérez y Virtu Royo, respectivamente, han apuntado hoy ante la prensa que su expulsión se debe a una especie de ‘vendetta’ de la presidenta del PP de Paterna, María Villajos, después de que mostraran su rechazo a cómo se hicieron las listas para las elecciones de mayo y a cómo está funcionado el grupo municipal.

Los cuatro afiliados populares se han mostrado muy molestos por cómo se ha llevado a cabo el proceso de su expulsión ya que, según dicen, no ha cumplido con los estatutos del partido pues no se les ha convocado para explicar su versión antes de que el Comité de Garantías emitiera su informe recomendando su expulsión del partido. Además, aún no se les ha comunicado oficialmente su expulsión, momento en el que podrán recurrir la decisión y, aunque aseguran que no quieren volver a “este” PP, sí quieren que se les escuche.

Los cuatro han reconocido que el problema se remonta a meses atrás cuando se estaban confeccionando las listas electorales para las Elecciones Locales y Autonómicas del mes de mayo. Entonces, tanto Rodríguez como Royo aparecían en los puestos de salida (quinto y sexto, respectivamente) pero, según dicen, tuvieron conocimiento por miembro del comité ejecutivo, ya presidido por María Villajos, de que se estaban recibiendo presiones por parte de esta para que no se aprobara esa lista y aplicar modificaciones. Royo renunció a ir en la lista y también lo hizo Miguel Pérez. Rodríguez cayó cuatro puestos en la misma.

Pérez ha señalado que, además, como vicesecretario debía de haber realizado una serie de tareas que se encomendaron a otra gente haciéndole una especie de vacío dentro del partido que él atribuye a la intención de la nueva dirección del PP de Paterna de acabar con los afines al ex presidente, Lorenzo Agustí. Por su parte, Royo habla de ‘amiguismo’ a la hora de confeccionar las listas pues, dice, incluir a Marisa Ferre como número seis “vino impuesto por Valencia”.

Sea como fuere, lo cierto es que, desde entonces, las diferencias entre los “subgrupos”, como han dado en llamarles, que hay dentro del PP de Paterna aumentaron su distanciamiento, unas diferencias que se convirtieron en abismo cuando el alcalde de Paterna, el socialista Juan Antonio Sagredo, otorgó cuatro liberaciones y dos asesores al grupo popular, muchos más recursos que a Compromís a pesar de tener el mismo número de concejales.

Para los ahora expulsados, los concejales del PP “se vendieron por un sueldo” y dejaron de hacer lo que para ellos debería ser la labor de oposición. Los cuatro afiliados populares han destacado que la política del PP de Paterna queda lejos de lo que ellos consideran una nueva política, más cercana al ciudadano y en la que se trabaje en nombre de los vecinos.

Por ello, cuando tuvieron el convencimiento de que la elección de Sagredo como presidente de Gespa no se había hecho conforme a la legalidad (ya que el presidente debe elegirse en el Consejo del a empresa pública y no en el pleno del Ayuntamiento), acudieron al resto de grupos políticos y, después, presentaron un escrito por registro de entrada firmado por ellos cuatro y otros afiliados del PP. Según Rodríguez, lo hicieron así porque “no nos fiamos del grupo municipal del PP”.

Ese fue el hecho por el que se decidió abrir un expediente a Sánchez, Pérez, Rodríguez y Royo y no al resto de afiliados a los que se les dio la oportunidad de “pedir perdón” y evitar el expediente. Ahora, el Comité Regional ha resuelto la expulsión de estos cuatro afiliados aunque sí existe la posibilidad de que, cuando reciban la comunicación oficial, recurran la decisión.

Mientras tanto, se preguntan “si esta es la regeneración política de la que habla Isabel Bonig”, apunta Royo, quien recuerda que han sido expulsados “por ser críticos” con la dirección local del partido. Por su parte, Sánchez destaca que han salido a la luz casos graves de corrupción dentro del PP y las medidas del partido no han sido tan estrictas como la que les han aplicado a ellos cuatro, “simplemente, por pedir una nueva forma de hacer política”.

Este diario se ha puesto en contacto con la presidenta del PP de Paterna, María Villajos, quien no ha querido hacer declaraciones al respecto.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *