Los 50 beneficiarios del nuevo Plan Social de Empleo de Mislata empiezan a trabajar

0
753

Un grupo de 50 vecinos y vecinas de Mislata, todos ellos desempleados de larga duración y con una delicada situación económica y social, tienen desde hoy una oportunidad que les ayudará a superar sus adversidades. Se trata de los beneficiarios del Plan Social de Empleo 2017, una nueva edición del proyecto puesto en marcha por el gobierno de Carlos Fernández Bielsa para ayudar a las familias más necesitadas de la ciudad.

El medio centenar de personas que han superado la convocatoria pública del Plan Social de Empleo han firmado hoy sus contratos como nuevos empleados de Nemasa y han asistido a su primer día de trabajo. El Ayuntamiento los había citado en el centro sociocultural La Fábrica, donde han conocido el funcionamiento y estructura de la empresa, les han dado una charla sobre prevención de riesgos laborales y han recibido las primeras nociones formativas para su nueva etapa laboral.

El alcalde, Carlos Fernández Bielsa, ha visitado esta mañana a los nuevos empleados municipales, acompañado por la portavoz del gobierno, Mª Luisa Martínez Mora, el concejal de Promoción Económica y Empleo, Alfredo Catalá, y el gerente de Nemasa, Fernando Díaz. El alcalde se ha mostrado satisfecho por la culminación de este nuevo programa social, que pretende, según sus palabras, “mejorar la vida de la gente y ofrecer a los vecinos y vecinas que más lo necesitan una esperanza para poder salir adelante”.

Bielsa ha recordado que las políticas de empleo “han sido un prioridad para nuestro gobierno desde el primer día” y ha defendido que los ayuntamientos deberían contar con “más competencias y más financiación para hacer planes como este, porque hemos demostrado que en este país los ayuntamientos somos los más comprometidos con el empleo”.

Los que se han incorporado esta mañana son los 50 que han quedado primeros en la convocatoria del Plan Social de Empleo, cuyas solicitudes han sido baremadas por una comisión técnica de acuerdo con una serie de criterios sociales y económicos, sin importar sus perfiles académicos ni profesionales.

Todos los contratos tienen una duración de tres meses y, a partir de ahora, los nuevos trabajadores se distribuirán en las distintas brigadas de servicios públicos que presta Nemasa: limpieza viaria, zonas verdes, mantenimento de edificios y espacios urbanos, gestión de los aparcamientos y administración.

En resumen, como explica Bielsa, el Plan Social de Empleo tiene un doble beneficio para Mislata: “Por un lado sirve para dar un empleo a los vecinos que peor lo están pasando, pero además, su trabajo servirá para mejorar el estado de nuestras calles, de nuestras plazas y nuestros parques. Y eso evidentemente redundará en beneficio de todos y todas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here