Lorenzo Agustí: “Paterna ya ha crecido suficiente en población. Ahora hay que pensar en implantaciones que generen empleo”

0
87

Para bien o para mal, Lorenzo Agustí pasará a los anales de la historia contemporánea de Paterna como el alcalde que revolucionó la gestión municipal con un modelo más cercano a la empresa privada que a la tradicional y quizá anquilosada administración pública. Habla de eficiencia, de economías de escala, de reducción de costes y de adelgazamiento del cuerpo funcionarial con la soltura que da el haber creado una empresa pública y dos empresas mixtas en sólo una legislatura, la de la crisis.
Asegura que se presenta a la reelección “con los deberes hechos” y que no le han ofrecido ningún puesto de importancia en el PP aunque su ‘tirón’ electoral ha sido valorado por miembros del partido y los rumores lo han situado en numerosas ocasiones en la cúpula del PP autonómico. No habla de si tiene o no aspiraciones en el partido porque dice que eso siempre crea envidias. De momento, luchará por tener cuatro años más para dedicar a Paterna. ¿Y luego? “Y luego, Dios dirá”.

Pregunta: Su primera legislatura no ha sido precisamente fácil…
Respuesta:
La legislatura ha sido difícil por varios motivos. Ya nacía con una situación complicada porque durante toda la época expansión inmobiliaria aumentó mucho el número de residentes pero no creció en proporción el número de dotaciones e infraestructuras. Había que reequipar el municipio, equilibrar las dotaciones. Además, y a pesar de años de bonanza económica, las arcas llegaban muy tocadas a 2007 y se ha ido asentando la crisis con la correspondiente merma de ingresos y el aumento de la demanda de prestaciones sociales. Sin duda, han sido años en los que ha habido que tomar medidas difíciles y gestionar con mucho cuidado.

P: ¿Fue la crisis la que obligó a cambiar el modelo de gestión municipal?
R:
Al vislumbrar la crisis, pusimos en marcha un cambio en el modelo de gestión municipal. Antes se trabajaba con 38 empresas de servicios, lo que generaba una gran dificultad de control ya que la gestión estaba externalizada y, además, se solapaban funciones con el personal municipal. Buscábamos una mejor coordinación.

P: Y nació Gespa…
R:
Sí. Apostamos por la transformación completa de la gestión de los servicios públicos. Cambiando esos contratos con empresas privadas a gestión directa suponía un ahorro. Ahora, vamos a avanzar un paso más para la construcción y explotación de nuevas infraestructuras con un nuevo modelo que no dependiera del aumento de la deuda. La construcción de las instalaciones no computa en la deuda municipal y permite autofinanciarse. Trabajamos bajo criterios más empresariales: economías de escala, eficiencia…en definitiva, adaptarse a los tiempos.

P: ¿Cuánto se ha ahorrado con Gespa?
R:
Para empezar, el 16% por el IVA, además de entre el 6 y el 12% de beneficio industrial. En total, en torno al 24-25% con respecto a la fórmula anterior.

P: ¿Ha compensado las pérdidas de ingresos por la crisis?
R:
Si no hubiéramos cambiado de modelo, en estos momentos sería inviable mantener el nivel de servicios o, incluso, haber aumentado el nivel de prestaciones. Hubiera habido que suprimir servicios y, sin embargo, no sólo se han mantenido sino que algunos han mejorado con disminución de costes teniendo en cuenta que han aumentado las zonas residenciales. Hubieran supuesto un incremento inasumible.

P: Estas nuevas empresas mixtas tendrán modelo más empresarial, ¿qué garantías puede tener la ciudadanía en que eso no va a mermar la calidad del servicio público? ¿Qué control va a tener el Ayuntamiento sobre ese socio privado?
R:
El porcentaje mayoritario de las empresas es público, el 51%, con eso se asegura un control público. Las exigencias de calidad, al ser de capital público, serán las de un servicio público porque se realiza sobre terreno municipal y serán centros municipales. Pero la gestión sí que es empresarial, en lugar de ser funcionarios, son personas contratadas. Será la propia empresa la que se encargue de la contratación.

P: ¿Eso ha generado reticencias entre los funcionarios?
R:
Los acontecimientos en toda Europa avalan este modelo que pretende una gestión pública más empresarial adelgazando el modelo funcionarial público tradicional a través de amortizar plazas. Creo que es necesario.

P: La crisis ha cambiado la forma de gestión y, ¿también modificó mucho los proyectos que había en 2007?
R:
Fuimos muy comedidos en el programa y puedo decir que estamos en estos momentos por encima del 90% del cumplimiento del programa, cierto es que algunos proyectos que sí que fueron ambiciosos se han podido realizar a través de alguno de los planes de apoyo que el Gobierno central y autonómico han brindado a los ayuntamientos. Si no hubiera existido eso y con la misma crisis, no hubiéramos podido realizar proyectos ambiciosos.

P: De cara a próxima legislatura, si no hay esas ayudas ni las arcas están para grandes proyectos, ¿cómo se va a vender el PP de Paterna?
R:
En el presupuesto de 2011 ya no hemos puesto inversiones, se harán a través de la nueva empresa mixta. Esas son las inversiones que vamos a asegurar porque estarán proyectadas, licitadas y programadas y son necesarias para mejorar la calidad de vida: escoletes, centros para mayores, mejora de instalaciones deportivas, de accesos a núcleos residenciales o comerciales…son proyectos necesarios y muy realistas porque están basados en estudios de demanda. También incluiremos en el programa otras cuestiones básicas como la mejora del nivel de eficiencia del ayuntamiento, la mejora de la convivencia, las comunicaciones, la mejora de la capacidad del ciudadano de participar de las decisiones públicas…

P: ¿Qué futuro quiere Lorenzo Agustí para Paterna?
R:
Paterna ha crecido suficiente en población, en núcleos residenciales. Creo que por la situación del municipio en el entorno metropolitano es apto para acoger zonas terciarias, de oficinas, implantaciones de servicios que necesitan la cercanía al aeropuerto, a la Feria, al Puerto. Hacia ese camino queremos dirigir la estrategia de evolución del municipio. Eso genera recursos para el municipio y a la vez permite crear posibilidades de generación de empleo que debe ser una de las prioridades del equipo de Gobierno.

P: ¿Quiere decir que se ha alcanzado el tope de población que puede admitir Paterna?
R:
Creo que es difícil que crezca más. Siempre existen nuevas demandas pero ahora, solo con lo proyectado, ya estamos en una ocupación pendiente que estimo que puede ser de 10.000 habitantes más, sólo con lo proyectado en la legislatura anterior. Eso ya hará crecer de una forma natural el municipio en los próximos años. Ahora sólo hay que pensar en implantaciones generadoras de empleo.

P: Entre ellas, Ikea. ¿En qué punto se encuentra el proyecto?
R:
Va bien, es una gestión complicada porque no se puede hacer precipitadamente. El efecto en generación de empleo y de demanda del consumidor es algo esperado pero no se puede implantar sin estar adecuados los accesos, las infraestructuras, elegir la ubicación correctamente y que sea compatible con el entorno inmediato, que no provoque afecciones en zonas residenciales, ni molestias en infraestructuras existentes.

P: ¿Ha respondido la empresa a la última propuesta de ubicación en el antiguo campo de tiro?
R:
Ha habido una respuesta y seguimos trabajando.

P: ¿Una respuesta positiva?
R:
Una respuesta (ríe).

“El Gürtel no se llevó ni un euro”

P: Otro tema muy actual en Paterna es su relación con implicados en la presunta trama corrupta Gürtel. El informe policial habla de una relación “duradera” aunque usted asegura que en ningún momento se hizo nada fuera de lo normal. Tras la rueda de prensa y el pleno extraordinario, ¿cree que ha dado las suficientes explicaciones?
R:
La única verdad objetiva es que nunca se contrató nada a empresas relacionadas con la trama Gürtel. Vinieron a principios de 2008, ofrecieron unos servicios que nos parecieron buenos pero excesivamente caros y ese fue el motivo por el cual fueron rechazados. No volvimos a verlos. No hubo relación “duradera”, fueron 2 ó 3 encuentros en apenas 3 ó 4 meses, como los puedo tener con cientos de empresarios que vienen a ofrecer sus servicios al municipio. Eso es lo que dice también el informe policial. No he tenido problema en ofrecer todas las explicaciones, aún cuando no se nos puede acusar de nada.

P: La oposición sigue cuestionando sus explicaciones e, incluso, ponen en duda la veracidad de las pruebas que aportó, ¿cree que las opiniones de los grupos políticos pueden reflejar el sentir general de los vecinos?
R:
En ningún caso. La oposición, especialmente el PSOE, pretende sacar tajada de dónde no hay nada y eso es algo que les desacredita a ellos mismos. Lo ponen todo en duda porque se niegan a aceptar la realidad: el Gürtel no se llevó ni un euro de Paterna, y eso lo sabe bien la oposición. Respecto a las dudas que muestran sobre las pruebas, en todo caso están dudando de los informes de los funcionarios del Ayuntamiento.

P: El PSPV se pregunta por qué no denunció a estos empresarios cuando se dio cuenta, como usted dice, de que intentaban estafar al Ayuntamiento…

R:
Yo no he dicho que quisieran estafar al Ayuntamiento. De hecho ofrecieron un servicio interesante, oficinas de atención al ciudadano descentralizadas por barrios. No había ilegalidad en la oferta, pero nos pareció que eran muy caros, y por ello decidimos poner el servicio en marcha a través de la empresa pública de servicios de una forma optimizada.

P: Hablando de política, en 2007 protagonizó un espectacular vuelco electoral y ahora el PP prácticamente dobla a los socialistas en concejales, ¿cuánta culpa tuvo de eso la famosa Tasa de Basuras?
R:
Creo que fue algo más. Lo que se generó es una expectativa por gente nueva, con vigor, con cercanía, con proximidad al ciudadano, que es lo que hemos trabajado estos tres años: trabajar para conseguir un Ayuntamiento más próximo, con proyectos sensatos y viables. No teníamos proyectos faraónicos algo que sí se transmitía por nuestros adversarios.

P: ¿Influyó el desgaste del Gobierno anterior?
R:
Creo que fue la voluntad de cambio. La gente quería un equipo de Gobierno nuevo, con ideas nuevas, con gente joven que venía con ganas de hacer cosas.

P: ¿Tiene aspiraciones políticas más allá de Paterna?
R:
Si las tuviera no las diría porque siempre se generan envidias. Pienso volver a presentarme si los acontecimientos me lo permiten a revalidar la Alcaldía los próximos cuatro años, para completar proyectos que hemos iniciado y, dentro de cuatro años, Dios dirá.

P: ¿Se plantea cuánto tiempo quiere ser alcalde?
R:
No me he puesto plazos. Dentro de cuatro años, se verá. Digo que volveré a pensar porque hay que pensar muy bien después de ocho años de gestión. Saber si se sigue con la misma ilusión, las mismas ganas.

P: ¿Le han llegado ofertas desde las altas esferas del PP?
R:
No.© Celia Dubal/ Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here