Llanera salva la situación concursal gracias al plan de viabilidad avalado con Nou Mil.leni y otros grandes proyectos urbanísticos

0
52

La propuesta de convenio presentada por Llanera, aceptada en septiembre por los acreedores para la matriz Grupo Llanera y las filiales Llanera Inmobiliaria y Patrimonial Arenal, quedó ratificada una vez transcurrido el plazo legal para formular oposición, en el que mostraron su disconformidad con el convenio y plan de viabilidad BBVA, Multiservicios Arcomediterráneo y Rotulogo, aunque no prosperará por no reunir el 5 por ciento del pasivo ordinario.
Según informó hoy la constructora, únicamente esos tres acreedores expresaron su desacuerdo en los diez días hábiles que prevé la ley desde que el juez verifica la existencia de adhesiones suficientes para tener por aceptada la propuesta, disconformidad que no podrá ser formulada por carecer del 5 por ciento del pasivo ordinario, además de “no haberse sometido la eficacia del convenio a condición alguna”.

Así, tras ser ratificados los convenios propuestos por Llanera para las tres mayores mercantiles del grupo, “sólo queda esperar la sentencia del juzgado de lo mercantil número 2 aprobando el convenio de acreedores”, con lo que se confirmaría “la salida definitiva de Llanera de su situación concursal”, señalaron las mismas fuentes.

Desde la compañía dirigida por Fernando y José Ramón Gallego, reslataron que se trata de “la primera gran empresa del sector inmobiliario que supera un concurso de acreedores”, con un plan de viabilidad que contempla varios proyectos inmobiliarios, como la promoción de VPO en la ciudad de Valencia y su entorno, desarrollos industriales, la explotación de concesiones y el desarrollo del proyecto Nou Mil.leni en Catarroja (Valencia), entre otros.

Llanera ofertó convenios de pago de deuda para cuatro sociedades, que sumaban unos créditos ordinarios pendientes de más de 120 millones de euros, aunque finalmente deberá liquidar la mercantil Aldalondo, puesto que el empresario Francisco Roig –único acreedor ordinario– se abstuvo en la votación sobre la oferta de convenio, que en su caso suponía recuperar el 10% de la deuda en un año.

Por su parte, los tres convenios aprobados contemplan abonar a los acreedores de la matriz el 65% de total de deuda en un plazo de ocho años, y a los de Llanera Urbanismo e Inmobiliaria y Patrimonial Arenal el 50% y el 75% de la deuda, respectivamente, también en un periodo de ocho años, y en los tres casos con un plazo de carencia en el pago de tres años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here