Las jornadas gastronómicas de El Puig buscan la fusión turística de la gastronomía con el patrimonio cultural

0
79

El Puig ha presentado la cuarta edición de sus Jornadas Gastronómicas tituladas ‘Gastronomía mediterránea saludable’. La celebración de la cuarta edición de este evento supone la consolidación de un certamen basado en la promoción de la dieta gastronómica mediterránea y en la fusión turística del producto gastronómico y cultural de El Puig.
Con motivo del inicio de las vacaciones de Semana Santa, ha tenido lugar la presentación de las jornadas. Han participado en el acto el alcalde de la localidad, José Miguel Tolosa, el director general de Turismo, Sebastián Fernández, y el vicepresidente de la Federación de Hostelería de Valencia, José Palacios.

Se trata de una iniciativa de la Concejalía de Turismo y los principales restaurantes de El Puig (Arrocería Noray, Alhacena, Arrozeria del Huerto de Santa María, Taberna Marisma, Jepys y Elfos) que se podrá disfrutar del 23 de marzo al 30 de abril de 2012.

El hecho de que la presentación haya tenido lugar con motivo del inicio de la Semana Santa, pretende llamar la atención sobre las posibilidades turísticas de El Puig como destino ideal para las escapadas de Semana Santa o la celebración de los puentes de Pascua o el puente del 1 de mayo coincidiendo con la celebración de estas jornadas gastronómicas. Tolosa ha querido vender la iniciativa con un eslogan: “Ven a disfrutar con tu familia a El Puig, un sitio precioso y donde se come extraordinariamente bien”.

El objetivo de las jornadas es llevar a cabo la promoción conjunta de los menús de restaurantes y las rutas teatralizadas por los principales enclaves del patrimonio histórico-cultural de El Puig. Según los responsables de la iniciativa, estas jornadas “responden a las nuevas demandas del mercado turístico actual que reclama nuevas fórmulas de promoción y comercialización de los productos basados en las experiencias turísticas mas atractivas”.

“La gastronomía es muy importante para potenciar el turismo y El Puig se ha sabido adaptar a esa premisa, a la que le ha añadido su oferta patrimonial de primer orden”, ha indicado el director general de Turismo, Sebastián Fernández.

El objetivo de las jornadas de este año es mejorar los resultados del 2011 que, a lo largo del mes de abril, alcanzó las 2.642 visitas turísticas y los 900 menús servidos desde los restaurantes participantes. Para incrementar las visitas, se ha puesto en marcha una campaña a través de internet, las redes sociales y los blogs especializados, que estará activa mientras dure la iniciativa.

Reinterpretando la cocina tradicional

Con respecto al contenido puramente gastronómico de las jornadas, su principal atractivo radica en su capacidad para fusionar los valores nutricionales de la dieta mediterránea a través de las recetas tradicionales de la comarca de l’Horta o reinterpretados desde el prisma de la cocina de vanguardia y la cocina de autor.

En este sentido, resultan sugerentes propuestas tan llamativas como la afamada caldereta del Puig de Santa María, el arroz de conejo con habas y caracoles, o el caldero de arroz marinero con alcachofas, ajos tiernos, garrafón, galeras y melva canutera. Con respecto a las propuestas más innovadoras, se puede encontrar brocheta de gambas y palomitas, o el flan de horchata.

Asimismo, como valor añadido de este evento gastronómico, el departamento de dietética y nutrición de la Federación de Hostelería, ha realizado una carta dietética personalizada de cada uno de los menús y restaurantes participantes en las jornadas, apostando de nuevo por la gastronomía mediterránea más saludable, como hilo conductor de las Jornadas Gastronómicas de el Puig desde su creación en 2009.

Y en junio, la Ruta de la Tapa

Para junio, se podrá disfrutar de otra opción de ocio y gastronomía: la I Ruta de la tapa ‘El Puig, tot en un mos’ a través de la que se premiará la tapa más innovadora, la más saludable, la más atractiva y la más vinculada a la gastronomía local. Con esta divertida y original iniciativa se pretende, por un lado, ofrecer al ciudadano una alternativa gastronómica moderna y asequible y, por otro lado, impulsar el sector de restauración y fomentar el empleo.

“Con todos estos proyectos buscamos una finalidad básica: la de ofertar actividades turísticas todos los fines de semana del año, pues tenemos que sacar el máximo provecho posible a nuestros recursos culturales e impulsar el desarrollo económico y social del municipio”, ha asegurado el alcalde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here