Quantcast

Las cosas pequeñas de La Forte o de cómo escribir un libro con los pies… de foto

La vida está hecha de pequeñas cosas. Las ‘minucias’ son las que acaban dando sentido a nuestro día a día y ha llegado el momento de que ocupen el lugar que merecen. Alma Andreu, joven periodista de Torrent, hace años que aunó su amor por las letras, su formación como comunicadora y su don especial para encontrar y contar historias allá por donde pasa y convertirse en ‘storytelling’ con gran éxito en las redes sociales y miles de seguidores que consumen a discreción las pequeñas píldoras de literatura que publica Alma, conocida como La Forte. Ahora, acompañada por la ilustradora Supermundano y con el respaldo de la editorial Lunwerg, Alma Andreu, ha publicado su primer libro La vida de las cosas pequeñas que salió a la venta el pasado 4 de octubre. Charlamos con ella sobre las redes sociales, su vocación y sus proyectos de futuro aunque nos advierte: “poquet a poquet”.

entrevista-la-forte-2

Alma Andreu, La Forte.

Hortanoticias: Has alcanzando mucha relevancia en Instagram, ¿cuándo y cómo empiezas en esta red social? ¿Cómo alcanzas los miles de seguidores?

La Forte: Abrí mi cuenta de Instagram alrededor de 2011 pero no empecé a dedicarle buena parte de mi tiempo libre hasta el año 2013 aproximadamente. La propia app elabora una lista donde selecciona los mejores perfiles. Valora la creatividad, el estilo, el trabajo que hay detrás de cada foto… Y a mí me incluyeron en esa lista de las mejores cuentas en dos ocasiones. Esto me llevó a disfrutar de mayor visibilidad y por ello más personas pudieron conocerme.

HN: ¿Tuviste algún momento de pánico en plan: “dios mío, ahora me ve muchísima gente, ¿y si los decepciono?”? ¿Titubeaste pensando en qué les podría gustar o te mantuviste en tu tono, en lo que querías hacer, mantuviste tu voz firme?

LF: En el momento en el que empiezas a ser consciente de que la gente lee lo que escribes y ve lo que compartes… te animas, ‘te picas’ y a partir de ahí trabajas todavía más. Todo este tiempo en las redes sociales me ha servido para crear un gran curriculum en el que muestro a todo el mundo lo que sé hacer. Alimentar a tu comunidad es trabajar por amor al arte… hasta que llega tu oportunidad.

HN: Tanto en Instagram como en la mayoría de entradas de tu blog, los textos están acompañados de una imagen, ¿qué fue antes: la foto o la historia?

LF: Lo mío es contar lo que veo alrededor, bien sea en foto, en texto o en vídeo. Los pies de foto cada vez me salían más largos así que acabé creando un blog donde dar rienda suelta a mis catastróficas desdichas. Ahora mi verborrea se lo pasa pipa comentando las cosas pequeñas de la vida en Facebook, Snapchat, Twitter, Instagram…

HN: ¿Cuál es tu proceso creativo? ¿Tienes manías a la hora de escribir, de crear?

LF: Empecé contando historias a través del objetivo. En realidad no tengo manías para escribir, pero lo apunto todo, esté donde esté y sea lo que sea. Tengo comprobado que siempre se me ocurren las mejores ideas cuando estoy en la cama a punto de dormir, por eso tengo cerca una libreta y un boli porque, como decía un profesor de la universidad: “Irse a dormir es CTRL+Z. A la mañana siguiente no te acordarás de nada”. ¡Y es cierto! Así que sí, mi gran manía es apuntar todo lo que se me ocurra. Luego ya veremos si lo utilizo o no.

HN: ¿Cómo gestionaste ese crecimiento exponencial en cuanto a feedback? Eres muy activa en redes sociales y en muchas redes sociales pero, ¿es factible ‘contestar’ a todos los comentarios? ¿En algún momento tuviste miedo de que La Forte perdiera algo de chispa, de inmediatez, de cercanía al alcanzar el éxito?

LF: ¡Jajajaja! ¡El éxito dice! Madre mía, pero si aún me queda mucho por hacer, por trabajar y por conseguir. Mi primer libro es el primer pasito, pero anda que no queda… Las redes sociales me divierten, pero es cierto que cuando comunicas detrás de tu marca, parece que deja de ser un hobby para ser un trabajo. Y digo ‘parece’ porque a mí me gusta tanto tanto tanto que podría estar horas creando contenido y gestionando publicaciones sin darme cuenta de que es un trabajo.

Intento contestar todos los comentarios de los lectores… por el amor del cielo, son personas, no una farola

Sobre contestar los comentarios de los lectores… ¡sí, lo intento! (y casi siempre lo consigo). Me da mucha rabia dejar a alguien con la palabra en la boca, me parece de muy mala educación, por el amor del cielo, son personas, no una farola. Así que, aunque tarde, procuro responder a la gente. A ellos nadie les obliga a dejarme un comentario bonito y, sin embargo, dedican unos minutos a hablar conmigo. Creo que lo menos que puedo hacer yo es lo mismo.

HN: Volviendo al libro, ¿cómo se gestó? ¿Cuál es su intrahistoria?

LF: Yo he querido hacer ESE libro desde pequeña. Así, justo ese. Y para mi 32 cumpleaños llegó. Tuve una reunión con Lunwerg (editorial hija de Planeta) y, presa de la taquicardia, llamé a Carmina de Supermundano y le dije: “Carmi ¿estás sentada? Vamos a hacer un libro juntas”. En ese momento tienes que analizar bien qué quieres contar y, sobre todo, cómo. A mí me obsesiona el comportamiento humano, las personas, la vida real, la de los barrios humildes donde cada persona libra una batalla a diario. En todas las casas cuecen habas. A mí me gusta hablar sobre esas habas, desde el cariño, el respeto, la humanidad.

entrevista-la-forte

Supermundano ha sido la ilustradora del libro.

HN: No nos cansamos de decir que vivimos en un mundo basado en la inmediatez, que consumismos tuits en lugar de leer la prensa, que una imagen vale más que mil palabras… y llegas tú y triunfas en la red social más visual, en la reina de la imagen, escribiendo, haciendo textos de calidad… ¿cómo se ‘come’ eso?

LF: ¡Jajajaja! Pues fíjate que yo creía que no me leía ‘ni el Tato’… Pero va y sí, va y la gente aprecia lo que escribo y lo premia casi más que la imagen… La verdad es que el momento en el que te das cuenta de que la gente valora tus textos, esos que has parido morfema a morfema… es muy guay. A mí la fotografía me encanta, pero no tengo técnica, no soy fotógrafa. Sin embargo escribir… es el único momento en el que siento que estoy construyendo un buen producto. Me siento segura dándole a la tecla. Aunque es cierto que ahora con el microvlogging, haciendo micro vídeos también me lo paso pipa.

En todas las casas cuecen habas. A mí me gusta hablar sobre esas habas

HN: ¿Se puede vivir de generar contenido en internet sin hacer bricolaje, maquillaje, DIY o insultar y polemizar constantemente?

LF: ¡Jajajaja! Yo creo que sí se puede… pero de momento no es lo que me interesa. Nunca digas nunca, pero por ahora no es mi terreno.

HN: Hablando de redes, ¿a quién sigue La Forte en redes sociales? ¿Qué perfiles de Instagram o de Snapchat te gustan?

LF: Uf, voy cambiando. Me canso a menudo y tengo temporadas, como todo el mundo, supongo. Hace tiempo seguía muchas cuentas de marcas, y así estaba al loro de todo. Luego me harté y seguí a famosos (cantantes, periodistas, presentadores, actores…) pero también me harté. Ultimamente sigo a muchos humoristas gráficos. Me chifla Monstruo Espagueti, P8ladas, Pedrita Parker y Clarilou. Haciendo fotos adoro a Piluro y Tiempodecerezas y, en Snapchat, Fifigram, sin duda. Lo de Snapchat y Stories ha sido una revolución para los contadores de historias. Es fascinante cómo un mismo qué, puede ser contando sin un atisbo de gracia y carisma o ser contado como si fuera un auténtico culebrón. Ha disparado la creatividad virgen e inocente que en Instagram ya estaba un poco de capa caída.

HN: ¿Crees que tus miles de seguidores en redes sociales son del mismo perfil que puede comprar el libro?

LF: Sí, creo que La vida de las cosas pequeñas es un libro que se busca, un libro del que ya has oído hablar y vas a la librería adrede a comprarlo. Diría que me leen, sobre todo, mujeres, por eso cuando aparece algún fans varón, le hago una ovación y aplauso del público.  entrevista-la-forte-1

HN: Al final, tanta red social y tanto internet pero vivimos en una sociedad en la que parece que el papel da más entidad o prestigio, ¿no? ¿Esperas llegar a más público o a otro tipo de público con el libro?

LF: Totalmente de acuerdo. Parece que, después de todo, todos queremos acabar en los medios de comunicación tradicionales. El papel, la tele, la radio, el cine, el teatro, las revistas. Los escenarios perfectos para contar historias de toda la vida. El libro llega con un pan debajo del brazo, seguro. Hay que confiar.

HN: Eres cuentista. Dices que lo tuyo es contar historias, historias de cosas pequeñas, ¿te atreverías con una gran historia? ¿Tienes proyectos de futuro que incluyan una novela, por ejemplo?

LF: De momento no quiero meterme en camisas de once varas porque me da mucho respeto adentrarme en terrenos que no son el mío. Hay escritores buenísimos, profesionales de los pies a la cabeza y que hacen literatura en mayúsculas. Ni se me ocurriría tomar a la ligera algo así y decir: ¡Venga, lo próximo un best seller!. Cuidado, hay que ser prudente y después del uno, el dos. Poquet a poquet

LA VIDA DE LAS PEQUEÑAS COSAS
La Forte – Alma Andreu
Ilustrado por Supermundano
Lunwerg Ed. 2016
16,5 x 22,5 cm.
192 páginas
Cartoné
PVP c/IVA: 17,95 €
A la venta desde el 4 de octubre de 2016


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *