Las Corts rechazan la creación de una nueva comisión de investigación sobre el accidente de metro de 2006

0
22

Las Corts Valencianes han rechazado, con el voto en contra del PP, la creación de una nueva comisión de investigación reclamada por Esquerra Unida y apoyada por toda la oposición, sobre el accidente de metro del 3 de julio de 2006 en Valencia, en el que fallecieron 43 personas, que se base en una auditoría técnica con independientes.
La síndica de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha asegurado que, a pesar de los cinco años transcurridos desde el accidente de metro, “todavía no se ha producido la depuración de responsabilidades pertinentes” y ha considerado que son necesarias mejoras y actuaciones en la línea 1 del metro.

Sanz ha reclamado que se reabra la investigación para determinar si se pudo o no evitar el accidente, que se explique qué pasó para que el metro descarrilara y cuál era el estado de la vía y de la unidad siniestrada.

Asimismo, se ha preguntado por qué la asociación de víctimas y familiares, presente en el debate, no han sido recibidas por el presidente de la Generalitat en cinco años, algo que ha calificado de “inaudito”, y ha asegurado que la comisión se cerró de forma fraudulenta, porque “se negó el estudio de la documentación necesaria”, se impidió “la ampliación del tiempo de investigación” y “no tuvo objetividad”.

Por su parte, el diputado del grupo popular Rafael Maluenda, tras expresar su respeto a las víctimas y su solidaridad con las familias, ha señalado que el siniestro fue estudiado de forma transparente y que la causa fue “el exceso de velocidad” ya que “todas las pruebas llevan a esa conclusión”.

Maluenda ha recordado que el tren circulaba a 80 kilometros cuando había una placa de 40 y ha rechazado que pudiera concurrir fallo técnico o mecánico, o de conservación, que se demostró que FGV cumplía sus responsabilidades porque quedó demostrado que el maquinista contaba con la cualificación necesaria profesional y que el sistema de frenada era el adecuado, por lo que ha afirmado que no se pueden pedir responsabilidades políticas.

La portavoz de Compromís, Mireia Molla, tras leer el manifiesto conmemorativo de los cinco años del accidente, ha asegurado que hay “preguntas sin respuestas” y ha acusado al PP de “escupir en la cara de las víctimas” con el rechazo de la iniciativa.

Molla ha recordado que el expresidente del Consell Francisco Camps “se ha ido sin tener la decencia de recibirlas” y ha deseado que “la última parada de este tren sea la verdad y la justicia”.

La portavoz socialista Carmen Ninet ha defendido la apertura de la comisión por “decencia, honestidad y en cumplimiento de la palabra dada a la asociación”.

Ninet ha señalado que la comisión parlamentaria fue “una pantomima, una broma macabra” en la que se dictaminó que la línea 1 de Metrovalencia “era muy segura, que la única causa era la velocidad y el único responsable, el conductor, que murió y que no podía defenderse”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here