Las carreteras de l’Horta recibirán parte de los 11’5 millones previstos en el plan trienal de Diputació

0
353

En el período 2018-2020, la Diputación de Valencia invertirá cerca de 35 millones de euros en mejoras básicas en los 1.800 kilómetros de vías que recorren los municipios valencianos, con el objetivo de que los habitantes de todas las comarcas puedan tener unas carreteras más seguras. De esa cantidad, 11’5 millones irán destinados a los contratistas que gestionarán las carreteras de l’Horta.

plan de conservación de carreteras de la Diputació de València.El presidente de la Diputació de València, Jorge Rodríguez, y el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, han presentado los nuevos contratos de Conservación y Mantenimiento de la red viaria provincial para los próximos tres años.

El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, ha presentado a los nuevos contratistas que cubrirán el servicio de mantenimiento de la red viaria provincial durante los próximos tres años.

La UTE Ferrovial Servicios-OCIDE se encargará de la demarcación de Villar del Arzobispo, con un importe de 1.826.917 euros anuales (5.480.751 euros en total) para cubrir las mejoras necesarias en las carreteras de Los Serranos, el Rincón de Ademuz y los municipios de Casinos, Domeño y Llíria, del Camp de Turia.

La empresa BECSA cubrirá el mantenimiento de la demarcación Bétera- Serra, con un presupuesto total para los tres años de 5.926.958 euros que mejorará las carreteras del Camp de Turia, el Camp de Morvedre, l’Horta Nord y la mayor parte de l’Horta Sud.

La UTE JOCA-Postigo se encargará de la demarcación Utiel-Requena, con una inversión de 5.632.441 euros que llegarán a las comarcas de Requena-Utiel y el Valle de Ayora-Cofrentes.

Para la demarcación de Buñol la adjudicataria es Los Serranos, que con un presupuesto de 6.034.250 euros dará servicio en la comarca de La Hoya de Buñol y los municipios de Loriguilla, Picassent, Alcàsser, Turis, Real, Montroy, Montserrat, Millares y Cortes de Pallás.

Otra UTE, la de CIVINED-Aguas, Caminos y Puentes (Bertolín), dará servicio a La Ribera Alta, La Ribera Baixa y Silla, con un presupuesto de 5.487.832 euros para la demarcación de Alzira.

Y, por último, la UTE EDIFESA-Construcciones y Obras Llorente (Pavasal) se encargará de la demarcación de l’Alcúdia de Crespins, con 6.045.510 euros para la conservación de carreteras en las comarcas de La Costera, La Canal de Navarrés, La Vall d’Albaida y La Safor.

El presidente de la Diputació, Jorge Rodríguez, ha destacado “el cambio de paradigma que ha fijado la seguridad como prioridad del área de Carreteras, apostando por mantener en las mejores condiciones posibles las vías ya existentes y actuando en aquellas en las que hay puntos de conflicto con una elevada accidentabilidad, antes que embarcarse en proyectos faraónicos que después es muy complicado ejecutar”. La implicación en la conservación de las carreteras de la provincia se traduce en “una inversión de más de 6.000 euros por cada uno de los 1.800 kilómetros de una red equivalente a la distancia que separa València y Amsterdam”.

El reflejo de esta hoja de ruta marcada por Rodríguez y el titular de Carreteras, Pablo Seguí, es el incremento de 3 millones de euros anuales en estas inversiones en mantenimiento y conservación, pasando de 8,5 a 11,5 millones en cada ejercicio.

Seguí ha hablado de “la era de la conservación en las carreteras valencianas”, que se centrará en actuaciones como baches, desniveles, reducción de la peligrosidad en curvas, glorietas, rotondas, mejora del firme y la visibilidad, adecuación de accesos a municipios y creación de una red de vías ciclopeatonales, “en respuesta a las nuevos usuarios de una red que debe atender las necesidades del siglo XXI”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here