Larrivey frena la buena racha del Valencia CF (1-0)

0
37

Valencia CF. Rayo Vallecano

Un gol del delantero argentino Joaquín Larrivey y la expulsión de Antonio Barragán impidieron al Valencia CF traerse la victoria  de su visita al Rayo Vallecano frenando las esperanzas europeas del cuadro entrenado por Pizzi. La derrota valencianista rompe una racha de 6 jornadas consecutivas sin perder.

El Valencia, con la importante baja de dos de sus mediocentros, Javi Fuego y Dani Parejo, llegó a Vallecas dispuesto a seguir con su racha ascendente de juego. Buena prueba de ello es que avisó de sus intenciones en el minuto 13 con un remate de listo de Paco Alcácer. El delantero che se adelantó a su marca y tocó lo justo un balón raso centrado desde la derecha al primer palo. El esférico se elevó lo suficiente para superar a Rubén y salió rechazado por el larguero.

No crearon más peligro los de Pizzi en la primera parte. A partir de ese momento el Rayo despertó, y además de controlar el balón, lo utilizó para atacar. Larrivey cruzó un gran tiro desde la parte derecha de la frontal valencianista que también pegó en el palo como respuesta al de Alcácer.

El más activo de los vallecanos en la primera mitad fue Iago Falqué, que se movía con mucha libertad por todo el frente de ataque. Los primeros 45 minutos no dieron para mucho más. El Rayo tuvo la posesión y el Valencia no supo salir a la contra.

Tras el descanso, el partido siguió igual hasta que Larrivey adelantó a los suyos con un gran cabezazo. Alves, muy inspirado toda la noche, no pudo atajar un gran remate picado del ariete argentino.

Con el gol en contra el equipo che mejoró. Se jugaban mucho los valencianistas, que habían permanecido todo el partido esperando el error local, y dieron un paso adelante. Las oportunidades y la posesión se empezaron a equilibrar.

Justo cuando los visitantes comenzaban a tener protagonismo, Barragán fue expulsado. Segunda amarilla para el lateral valencianista por una entrada en el centro del campo. Aún así, el Valencia no se amilanó y mantuvo encerrado al Rayo en su campo durante los últimos 20 minutos.

Los de Jémez renunciaron al estilo de su entrenador y despejaron cada balón como si fuese el último ataque contrario, apenas salieron un par de veces a la contra, sin llegar a materializar ninguna ocasión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here