La Unió se desmarca del acuerdo entre cazadores, agricultores y alcaldes para ampliar la temporada de caza de patos

0
32

La Unió de Llauradors niega rotundamente que exista un acuerdo para alargar la temporada de caza de patos tal y como ha salido a la luz pública tras una supuesta reunión a la que esta organización profesional agraria no fue invitada a participar.
La Unió señala que en esa supuesta reunión de cazadores, organizaciones agrarias, alcaldes de municipios de l’Horta y La Ribera para solicitar la ampliación de la temporada de caza no estuvo presente y que por tanto desconoce el contenido de las medidas que allí se tomaron pero que en principio no cuentan con el apoyo de los arroceros.

La Unió sí que se reunió el pasado mes de junio con las anteriores Directoras Generales de Agricultura y Medio Ambiente, Laura Peñarroya y Mª Angeles Centeno, respectivamente, a fin de tratar la problemática existente por el considerable aumento de aves y los daños en el entorno de la Albufera. En este encuentro la totalidad del sector arrocero solicitó a la Generalitat la conveniencia de aplicar una “espantà” durante los momentos más críticos para el arroz. La espantà está reflejada en las normas de regulación del parque de la Albufera ante un posible incremento del número de aves y ya se efectúa en Doñana y el Delta del Ebro. La respuesta de la Generalitat fue totalmente favorable a dicha solicitud.

Enric Bellido, responsable del sector del arroz de LA UNIÓ, señala que “nosotros somos arroceros y buscamos una solución al daño que pueda ocasionar la avifauna en nuestros cultivos, pero no a hacer una caza masiva de aves” . Hay que tener en cuenta que los intereses de los arroceros y los de los cazadores son distintos, pues en el primero de los casos se trata de una actividad productiva que además proporciona paisaje y mantiene el Parque Natural, mientras que en el caso de los cazadores se trata de una actividad exclusivamente lúdica.

Las únicas medidas por tanto son ahuyentadores automáticos de gas butano y sonidos de aves rapaces, ultrasonidos, etc., y luego la espantà. Se trata de poner en práctica de forma excepcional estas medidas con el fin de que ayuden a paliar los daños de la avifauna, pero en ningún caso se trata de “un acuerdo de caza masiva”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here