LA UNIÓ de Llauradors confía en el PAT de l’Horta “para salvar lo que queda salvable”

0
701

LA UNIÓ de Llauradors señala que el Proyecto de Ley de la Generalitat del Plan de Actuación Territorial de l’Horta de València es “posiblemente, una de las últimas oportunidades para salvar lo salvable de ese espacio único y por ello hay que sacarlo adelante, pero con una actividad agraria profesional y rentable como motor de la misma”.

Ferrán Gregori, técnico de LA UNIÓ que ha participado hoy en la comisión de participación ciudadana de les Corts que analiza este Proyecto de Ley, ha sido contundente al respecto: “Sin agricultores, no hay Horta. El agricultor tiene que vivir dignamente de su trabajo sin ningún tipo de presión a la estrictamente relacionada con su actividad”.

La desaparición de la actividad agraria crearía una visión de l’Horta de Parque Temático, donde todo sería artificial, descontextualizado e impersonal, solamente justificado por criterios de conservación del paisaje que intentaría marginar o folclorizar la actividad agraria. “La única vía de supervivencia de l’Horta es la aprobación de un paquete normativo que proteja legalmente su integridad, que garantice que lo que hoy se protege no se desproteja mañana y que nuestros hijos y nietos puedan disfrutar de esa protección”, ha comentado Gregori.

LA UNIÓ cree que este proyecto -después de tanto tiempo trabajando a favor de él- no puede quedarse en una mera declaración de intenciones y por eso debe ponerse en marcha inmediatamente con una financiación clara y asegurada legalmente. En este sentido, la Conselleria de Agricultura y el resto de consellerias de la Generalitat competentes en la materia deben implicarse con recursos humanos y económicos suficientes y también diseñar una información real, actual y viable de la situación agrícola de l’Horta.

Hay que definir la figura del agricultor/ganadero profesional y que sea el principal perceptor de las posibles ayudas que se puedan generar. No queremos, como en tantas otras ocasiones, el café para todos”, ha dicho Ferran Gregori, quien también ha pedido “que el órgano de gestión sea independiente de cualquier administración o poder público y que, dado que sus funciones son eminentemente agrarias, estén prioritariamente en su estructura los representantes de las organizaciones profesionales agrarias”.

Las líneas estratégicas del Plan de l’Horta deben ir dirigidas no sólo a la sostenibilidad del espacio, sino a la viabilidad del sector agrario y por tanto ha de recoger “la organización y profesionalización del productor, su formación reglada, la información mediante un Observatorio que la genere fiable y actualizada, la planificación y diversificación de las producciones y la diferenciación del producto allí cultivado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here