La unidad de daño cerebral del hospital de crónicos de Mislata alerta de la mayor incidencia del ictus

0
91

La Unidad de Daño Cerebral del Hospital de Crónicos de Mislata ha alertado hoy de la mayor incidencia que el ictus está teniendo sobre la población y ha señalado que en la próxima década se incrementarán en un 27 por ciento el número de casos. La citada unidad cerrará el año con más de 2.500 estancias hospitalarias, de las que, un 90% corresponderá a pacientes que sufrieron un ictus.
La prevalencia de la diabetes y la hipertensión arterial, junto a un ritmo de vida cada vez más estresante, son los culpables de que durante los últimos años se haya experimentado un considerable aumento de los casos del Ictus o ataque cerebral que provoca la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro y, como consecuencia, la pérdida de parte de las funciones del sistema nervioso.

En la Comunitat Valenciana, un 48 por ciento de la población es susceptible de sufrirlo y representa una de las primeras causas de muerte en mujeres.

La directora del Hospital de Crónicos de Mislata, Rosa Mª Franco, ha explicado que “nos encontramos ante una auténtica epidemia silenciosa que está aumentando al mismo ritmo que crece el estrés y los hábitos sociales poco saludables”.

El equipo asistencial de esta unidad hospitalaria ha desarrollado una campaña informativa y de concienciación frente a la enfermedad, aprovechando la celebración de la Jornada Mundial del Ictus y recomienda, entre otras cosas, control y vigilancia regular de la presión arterial, la eliminación del tabaco, el consumo moderado de alcohol y la promoción de ejercicio moderado dentro de una dieta saludable y equilibrada.

Rosa Mª Franco ha advertido las “graves secuelas” que esta patología produce en los afectados ya que un tercio de los pacientes afectados sufrirá consecuencias de carácter severo que les ocasionará perdida de las capacidades funcionales”.

El centro hospitalario realiza una intervención multidisciplinar sobre los pacientes y en el proceso de tratamiento y recuperación de cada uno intervienen médicos, fisioterapeutas, logopedas, neuropsicólogos, enfermeros y trabajadores sociales.

La Unidad de Daño Cerebral Adquirido del Hospital de Crónicos de Mislata cerrará el año con más de 2.500 estancias hospitalarias, de las que, un 90% corresponderá a pacientes que sufrieron un ictus. Todos ellos precisaron tratamiento rehabilitador en la Unidad de Daño Cerebral Adquirido para recuperar alguna de las capacidades perdidas a consecuencia del ictus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here