La Trobada de Plataformes Comarcals denuncia que la escuela concertada que gana unidades mientras la pública sigue perdiendo

0
117

trobada plataformes comarcalsLa Trobada de Plataformes Comarcals per l’Ensenyament Públic que integra, entre otras, a la plataforma Tots Som Cremona de Alaquàs y a la Plataforma per l’Ensenyament Públic de l’Horta Sud, ha hecho público hoy un informe con el que pretende demostrar que el descenso de la natalidad no es el único motivo por el que se recortan unidades en centros públicos, “sino que hay otros motivos ideológicos” como son “la política del Gobierno valenciano de desmantelar la red educativa pública y fomentar la privada, especialmente, la concertada”.

Frente a la puerta de la Conselleria de Educación, varios representantes de la Trobada de Plataformes Comarcals han ofrecido una rueda de prensa para explicar el informe y su postura ante las nuevas pruebas diagnósticas y reválidas que incluye la LOMQE. Han estado presentes el responsable de Acció Sindical de STEPV, Marc Candela; la coordinadora de Professorat Interí, Maica Barceiro; Vicente Ramos en representación de la plataforma Tots Som Cremona; Alicia Martí, de la Plataforma en defensa de l’ensenyament públic de l’Horta Sud y Patricia Teruel en representación de las Escoles en lluita de Castelló y también miembro de STEPV.

En concreto, los datos aportados por la Trobada de Plataformes certifican que mientras se han eliminado 140 unidades de Infantil en los centros públicos entre el curso 2011/2012 y el 2013/2014, en los privados se ha incrementado el número de unidades en 124 en el mismo periodo. Y ello, a pesar de que el número de alumnos no se ha incrementado en la misma proporción aunque sí es cierto que ha aumentado en un total de 1.348 alumnos, mientras que en la escuela pública, el número de estudiantes ha descendido en 5.848 personas en los últimos tres cursos.

Es decir, que mientras en la escuela pública el número de unidades se ha reducido en un 2, 25% y, en la privada, se ha incrementado en un 3, 3%, los alumnos han descendido un 4, 64% en la pública y, en la privada, el número de estudiantes de Infantil ha crecido un 1, 87%, datos que no justifican, al parecer, la habilitación de nuevas aulas en los concertados.

La entidad ha presentado los datos desde el curso 2008/2009 y, en ese sentido, ha determinado que en los centros públicos, en este periodo, se han incrementado las unidades en un 7% y, el número de alumnos en un 5%. Sin embargo, en los centros privados, a pesar de que el número de estudiantes ‘sólo’ ha subido un 10%, el número de unidades habilitadas se ha incrementado el doble: un 20%.

Desde la plataforma critican que la supresión de unidades por parte de la Conselleria de Educación se ha cebado con la escuela pública y, en concreto, con las líneas en valenciano. Asimismo, han criticado también la aplicación del distrito único porque, según aseguran, no garantiza la libertad de elección más que para las familias con recursos que pueden permitirse un centro concertado.

En el informe presentado hoy, la Trobada de Plataformes ha aportado datos de tres municipios además de los generales de la Comunitat: de Castellón, de Ontinyent y de Alaquàs. En este último caso, el informe destaca que, desde 2007 y hasta el curso que comenzará en septiembre, la escuela pública ha perdido cuatro unidades y 135 alumnos mientras que la concertada ha mantenido todas sus unidades y ha ganado cuatro alumnos.

Según explican, al descenso de la natalidad se suma el aumento del ratio hasta los 30 alumnos por clase en varias escuelas de la localidad que ayuda a disminuir el número de unidades y la calidad de la educación porque se encuentran con aulas masificadas.

Además, en Alaquàs, en los últimos dos años se ha impedido la entrada de alumnado de tres años en el Ciutat de Cremona, lo que puede conllevar el cierre de este colegio público al mismo tiempo que los conciertos educativos siguen aumentando.

Contra las pruebas diagnósticas y reválidas

Por otra parte, esta entidad también ha presentado su campaña de rechazo a las pruebas diagnósticas y las “reválidas” que la nueva ley de Educación (LOMQE) establece para los alumnos al final del último curso de cada ciclo: 3º de Primaria, 6º de Primaria, 4º de la ESO y 2º de Bachiller. Este curso sólo se a va a implantar este examen que pretende evaluar los conocimientos en matemáticas y lengua de los alumnos a los de 3º de Primaria aunque la medida se irá implantando progresivamente durante los próximos cursos.

Según han explicado, estas pruebas, además de generar estrés a los alumnos (en las etapas posteriores será necesario aprobarlas para promocionar al siguiente ciclo educativo), alteran el proyecto educativo de los centros y servirán para establecer clasificaciones de centros y segregarlos de acuerdo con el rendimiento del alumnado.

“Los padres, respaldados por el distrito único, acabarán escogiendo los colegios con mejores resultados y será a aquellos a los que se destinen más recursos”, han explicado desde la Trobada de Plataformes al tiempo que han añadido que, con estas prácticas, la educación pública pierde esa función compensatoria que permitía ofrecer una educación de calidad a todos los niños independientemente de sus recursos económicos.

En la campaña iniciada por esta Trobada de Plataformes Comarcals se propone a los padres y madres que manifiesten su rechazo a la realización de estas pruebas e, incluso, que no lleven a sus hijos al centro el día de la realización de estas. También se propone al profesorado, que está obligado a llevarlas a cabo, que, como mínimo, manifiesten su disconformidad con la realización de estas pruebas. Para ello, la Trobada facilitará modelos escritos tanto para padres como para profesores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here