La Sindicatura de Comptes fiscalizará este año los ayuntamientos de Mislata, Burjassot, Manises, Aldaia y Alaquàs

1
132

web sindicatura comptesLa Sindicatura de Comptes finalizará este año la fiscalización de los municipios mayores de 50.000 habitantes y comenzará a revisar a los de más de 30.000 entre los que se incluyen, según ha informado en un comunicado, los de Mislata, Burjassot, Manises, Aldaia y Alaquàs en la comarca de l’Horta. Esta línea de trabajo es una de las que contempla el Programa Anual de Actuación 2015, que ha sido entregado hoy en les Corts.

Como cada año, este programa establece los ejes de actuación de la Sindicatura de Comptes, así como las entidades objeto de fiscalización. El objetivo es que la ejecución del programa permita “formarse juicio suficiente sobre la calidad y regularidad de la gestión económico-financiera del sector público valenciano”.

Entidades Locales

En el ámbito local, se finalizará la fiscalización de los ayuntamientos con más de 50.000 habitantes y de las tres diputaciones provinciales. Así, se culminarán los informes de los ayuntamientos de Castellón, Elda, San Vicente del Raspeig, Torrevieja y Valencia, así como de la Diputación Provincial de Castellón. Además, se fiscalizará el área de subvenciones del Ayuntamiento de Valencia.

En paralelo, se iniciará la fiscalización de los ayuntamientos de entre 30.000 y 50.000 habitantes, analizando el control interno de Alzira, Dénia, Mislata, Burjassot, Ontinyent, Burriana, Villena, Petrer, Santa Pola, Villajoyosa, Jávea, La Vall d’Uixó, Manises, Aldaia y Alaquàs.

En cuanto a auditorías operativas, el objetivo de la Sindicatura de Comptes es que el sector local sea evaluado también sobre la eficacia de la gestión. Por ello, este ejercicio se realizará una auditoría operativa sobre los servicios de extinción de incendios y se finalizará la revisión del servicio de grúa en los municipios de más de 50.000 habitantes.

Dentro del sector público autonómico, se fiscalizará el 98, 8% del presupuesto (fijado en 18.113, 20 millones en 2014) a través de fiscalizaciones en profundidad o de regularidad y de fiscalizaciones especiales, en las que se priorizará las áreas de subvenciones y contratación. Estas revisiones incluyen, además de a la Administración, a las empresas públicas y a las fundaciones. El restante 1, 2% se someterá a un control formal.

Además, se finalizarán las auditorías operativas sobre el programa de enseñanza primaria y sobre la gestión y control de la dependencia. Del mismo modo, se evaluará la gestión de compras de la Conselleria de Sanidad y se hará un seguimiento de auditorías anteriores, como son la del registro de facturas de la Generalitat, la de las resonancias magnéticas y la de los conciertos de la hemodiálisis.

A estos informes se unen los habituales de todos los años, como son el de la Cuenta General de Entidades Locales, que recoge la información económica y financiera de todas las entidades locales que han remitido sus cuentas a la Sindicatura dentro del plazo establecido, los de las 5 universidades, las Cámaras de Comercio y el Fondo de Compensación Interterritorial.

Reparos y obligaciones sin consignación

Además de los informes de fiscalización, la Sindicatura ha ido en los últimos años ampliando su actividad en función de la evolución del sector público y de las consecuencias que sobre él tiene la situación económica. Así, los municipios deben remitir la información sobre su actividad contractual, sobre las obligaciones pendientes de aplicar a presupuesto, los reparos e informes formulados por la intervención y los acuerdos adoptados contrarios a los informes del secretario de la entidad local.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here