La remodelación del mercado se acometerá en un máximo de cuatro años a partir de 2011

0
55

La remodelación del edificio del mercado municipal de Burjassot tendrá que esperar hasta 2011 y, a partir de ahí, está previsto que las obras se ejecuten, como máximo, en cuatro anualidades. La crisis y los cambios en el proyecto original han obligado a retrasar el inicio de las obras aunque desde el Ayuntamiento insisten en que es una de las actuaciones prioritarias que mantiene cada año una dotación presupuestaria desde el 2008.
Precisamente, las partidas reservadas para este fin en los presupuestos de 2008, 2009 y 2010 han sido el origen de la última desavenencia entre el equipo de Gobierno y el grupo municipal del PP, que obligó a convocar un pleno extraordinario para que la concejal responsable, Adela Pérez, diera explicaciones sobre el destino de las partidas presupuestarias reservadas para la remodelación del mercado, que sumaban cerca de 2 millones de euros y que, “evidentemente, no se han gastado en ese fin”, argumentaban los populares.

El pleno extraordinario, que se celebró el martes por la mañana, sirvió de bien poco porque la concejal se remitió a las explicaciones que dio en el pleno anterior donde se aprobó la moción que pedía su comparecencia. Entonces, Pérez explicó que de los 2 millones que hablaban los populares, alrededor de 450.000 euros correspondían a una subvención de la Conselleria que no se solicitó al haber acordado retrasar el inicio de las obras y a la contribución especial que debían de hacer los titulares de los puestos que tampoco se ha abonado de momento.

Del resto, una parte se destinó al convenio con la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) para redactar el proyecto y otros 350.000 euros para la instalación del mercado provisional, inversión que se incluye en la partida de remodelación del mercado. El dinero presupuestado durante esos tres ejercicios que no se ha gastado porque no han comenzado las obras se ha ido afectando a los ejercicios siguientes acumulándose año tras año a la espera de que den inicio las obras.

Para el PSPV, que el PP dé a entender que cerca de 2 millones de euros reservados se han destinado a otros menesteres o han desaparecido demuestra que los populares “o desconocen la manera de redactar los presupuestos y las liquidaciones –donde aparece la cantidad gastada y la que se pasa al siguiente ejercicio- o actúan de mala fe”.

“Sobran préstamos”

El grupo popular, por su parte, consideró insuficientes las cifras aportadas por la edil socialistas sobre la inversión en el mercado provisional ya que, aseguran, no explicó donde estaban los 2 millones que se presupuestaron para la remodelación del edificio del mercado.

Además, alegan que el Consistorio ha solicitado diversos préstamos en los últimos tres año para acometer inversiones, entre otras, las del mercado aunque con los ingresos previstos por impuestos y tasas y las contribuciones del Estado y el Gobierno autonómico “sobraba dinero para afrontar las partidas presupuestadas” para el mercado.

Por todo ello, el PP considera que “hay dinero del Presupuesto municipal para cubrir la inversión, y o se ha mentido descaradamente o no se quiere hacer”, apunta la portavoz popular, Cristina Subiela.

El Bloc, en contra de la paralización

Por su parte, el grupo municipal del Bloc ha criticado la decisión de “paralizar” la remodelación del mercado al tiempo que ha señalado sentirse “defraudado” ya que los dos concejales del Bloc dieron su voto a los presupuestos municipales de 2010, entre otras cuestiones, porque contenían una partida presupuestaria de 627.000 euros para la remodelación del mercado.

Además, considera el grupo nacionalista que la sensación de abandono que genera el edificio del mercado municipal en mitad del municipio es “muy negativa” para el pueblo y los vecinos. Es por ello que su portavoz, Jordi Sebastià, apunta que la obra tiene una importancia vital económicamente pero, también, simbólicamente porque la imagen que da el mercado viejo puede tener repercusiones “más allá del ámbito comercial”.

Por otra parte, señala que el equipo de Gobierno manifestó que el aplazamiento de las obras se había decidido por acuerdo con la asociación de vendedores del mercado pero, para Sebastià, “el mercado no es exclusivamente de los vendedores, tiene un significado y un valor especial para el pueblo y la imagen de la paralización de las obras es muy, muy negativa”.

Falta de consenso

El Bloc votó a favor de la nueva ordenanza sobre los dos mercadillos que tendrán lugar los miércoles y los sábados en dos ubicaciones diferentes y lo hizo, según declara Sebastià, “tras escuchar las explicaciones que dio el equipo de Gobierno donde afirmaron que se habían reunido con todos los grupos afectados”.

Sin embargo, el Bloc ha denunciado que, después supo que no fue así ya que la Asociación de Comerciantes del municipio no fue consultada. “De nuevo las explicaciones del PSPV no nos convencen y nos sentimos, una vez más, engañados”, ha declarado el portavoz del Bloc.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here