La protectora de Godella crea la figura del ‘padrino infantil’ para que los niños puedan colaborar en el cuidado de los animales

0
62

Son muchas las formas de colaborar en el bienestar de los animales que han sufrido el abandono y a un alto porcentaje de niños les encantan las mascotas. La suma de las ganas de colaborar y el vínculo de mascotas y niños ha dado como resultado la creación de la figura del ‘padrino infantil’. La iniciativa de la asociación protectora de animales de Godella (FELCAN) pretende así contribuir al fomento del amor de los niños por los animales.
La asociación ofrece a los más pequeños la posibilidad de convertirse en padrinos infantiles de un perro o un gato de la asociación. Con sólo abonar cinco euros mensuales, los menores de 14 años contribuyen a ser el sostén económico y afectivo del animal que ellos elijan.

El título de ‘padrino infantil’ permite al niño visitar al animal siempre que sea posible ya que al carecer la asociación de albergue los animales están en casas de acogida y residencias y están sujetos a unos horarios de visita. Además, recibirá periódicamente fotografías e información sobre el estado de su apadrinado.

Toda comunicación será preferiblemente enviada por correo electrónico para contribuir a la conservación del medio ambiente evitando la impresión de papel. Los niños recibirán el primer e-mail en cuanto apadrinen al animal, un segundo pasados seis meses y una postal personalizada cada Navidad. Los voluntarios de FELCAN atenderán en cualquier momento al padrino que contacte con la asociación para interesarse por su apadrinado.

Con esta iniciativa, FELCAN pretende promover el amor a los animales y a la naturaleza entre los más pequeños de la casa. Esta es una buena opción para los padres que no quieren o no pueden tener un animal en sus casas, pero sí desean transmitir a sus hijos estos valores de respeto y cariño.

“Cuando el animal apadrinado es adoptado la alegría es inmensa porque se ve conseguido el objetivo marcado y el menor sabe que con su colaboración ha contribuido a hacerlo realidad”, señala un miembro de la asociación. Llegados a este punto el padrino tiene dos opciones: apadrinar a otro perro o gato o darse de baja.

Además de conformar una responsabilidad que puede tomar cada niño voluntariamente, el apadrinamiento infantil es un regalo solidario que hacerle a un familiar o a un amigo.

Durante el verano crece el número de animales abandonados, y por ende también aumenta la necesidad de las protectoras de contar con financiación voluntaria y desinteresada. Por ello, FELCAN hace una llamada a los mayores y a los pequeños a colaborar con sus animales, y el apadrinamiento infantil es una opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here