La pólvora volverá a centrar los actos de las Fiestas Mayores de Paterna

0
59

Paterna y sus Fiestas Mayores no serían lo mismo sin el fuego. Por esta razón, la Federación Interpenyes, las peñas y la Comisión Técnica del Fuego, encabezados por el Coheter Major, Pepín Damià, se encargan cada año de ofrecer uno de los mejores espectáculo pirotécnicos de toda la Comunitat durante las fiestas.
Así, la Federación Intercomparsas será la encargada de provocar el primer estruendo con la Diana el 20 de agosto a las 8:00 h., en la que comparseros y comparseras harán el llamamiento a la fiesta armados con sus trabucos desde la plaza del Pueblo hasta el Calvario.

Por segundo año, la Federación Interpenyes ha convocado la II Escola del Foc, con la que, además de enraizar la pasión por el fuego, formará a los más pequeños para disfrutar de los cohetes con la mayor seguridad. Será en la Cova Gran los días 21 y 22, a las 18 y 17 horas respectivamente. El plazo de inscripción finaliza el 13 de agosto, y será la mejor oportunidad para que los pequeños puedan disfrutar de la tirada infantil del 24 de agosto en el Cohetódromo a las 23 h.

El martes 23 de agosto a las 19:30 horas, la plaza del Pueblo y la plaza Mayor serán el escenario para recordar a los tiradores fallecidos, mientras que a la una de la madrugada el Cohetódromo abrirá su enrejado para el disparo de la primera recordà y la tirada tradicional. Al día siguiente, los jóvenes tomarán el recinto para su tirada a la una de la madrugada, mientras que el 25 se celebrará un recordá a las 00:30 horas y se dejará abierto el Cohetódromo el viernes 26, a partir de la una de la madrugada, para que se celebren otra recordàs.

La traca final se encenderá el sábado 27 de agosto. Este día contará con el Correfoc desde la calle Mayor a media noche, el disparo de la Pessa a las 1:30 horas y el Bouet a las 2 en el Cohetódromo. El testigo lo retomará la tradicional mascletà en el Parque Central al día siguiente a las dos de la tarde, el pasacalles de cohetes de lujo en la plaza del Pueblo a la diez de la noche y, cómo no, la espectacular Cordà de 2011 a la 1:30 horas en la calle Mayor. Para no dejar la miel en los labios tras este espectáculo de fuego centenario, el Cohetódromo quedará abierto hasta las 3 de la madrugada para que cualquiera pueda quemar los últimos cartuchos de la fiesta.

El lunes 29 de agosto aún quedará un última oportunidad para los amantes de la pólvora, ya que a las ocho de la mañana se celebrará una despertá por la avenida 1º de mayo, seguida de la última mascletà en el Parque Central a las dos de la tarde, y el castillo de fuegos artificiales de fin de fiesta a la una de la madrugada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here