La Policía Nacional consigue resolver sendos casos ocurridos en 2012 en Torrent y Paterna

0
60

La Policía Nacional ha detenido estos últimos días a cuatro personas sospechosas de cometer dos delitos diferentes en Torrent y Paterna en el año 2012. En el primero de los casos, los agentes han detenido al segundo sospechoso de un robo con violencia y lesiones a una mujer en el portal de su vivienda, en Torrent. En el segundo caso, han conseguido detener a una persona por su supuesta implicación en un robo por el método del butrón en un almacén de Paterna y a otros dos por un supuesto delito de receptación.

Agentes de la Policía han detenido en Valencia al último sospechoso, un hombre de 21 años, como supuesto autor de un delito de robo con violencia y lesiones, tras propinar un puñetazo en agosto del año 2012 a una mujer, mientras otro sospechoso la cogía del cuello y le tapaba la boca para evitar que pidiera auxilio. Lograron sustraerle varias pulseras de oro, un reloj, una cadena , una alianza y una cruz. Debido a la agresión física, la víctima sufrió la extracción de una pieza dental y tuvo dolores fuertes en la mandíbula durante varios días que le impedían comer con normalidad.

Los hechos sucedieron en agosto del año 2012, cuando una mujer se disponía a entrar al portal de su domicilio en Torrent. Entonces, dos hombres se le acercaron y le preguntaron por una calle. Cuando la mujer se giraba para dar la indicación, uno de los hombres le golpeó fuertemente en la boca, mientras el otro la cogía del cuello y le tapaba la boca para evitar que pidiera auxilio, mientras le arrebataban varias pulseras de oro, un reloj, una cadena, una alianza y una cruz.

Las investigaciones efectuadas permitieron detener a uno de los sospechosos un mes después de los hechos, culminando las mismas en el día de ayer, con la detención del último de los implicados. El detenido, con antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.

300.000 euros en móviles

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional han detenido en Paterna a un hombre de 30 años de como supuesto autor de un delito de robo con fuerza, cometido por el método del butrón, en un almacén de la localidad de Paterna ocurrido en el año 2012, en el que se sustrajeron 500 terminales telefónicos de gama alta valorados en 300.000 euros. También se han efectuado dos detenciones de dos jóvenes de 28 y 32 años como supuesto autores de un delito de receptación por haber participado en la venta de uno de los terminales telefónicos sustraídos.

A principios del mes de julio, los agentes averiguaron que una persona acababa de adquirir un teléfono móvil a un desconocido a través de un anuncio de una conocida web de artículos de venta de segunda mano y dudaba de su posible procedencia.

Los investigadores efectuaron las comprobaciones oportunas y averiguaron que dicho teléfono móvil figuraba como uno de los sustraídos en un almacén de Paterna en el año 2012, en el que personas desconocidas accedieron al mismo efectuando un butrón y llevándose 500 teléfono móviles de gama alta valorados en 300.000 euros.

Los agentes, tras diversas gestiones y a través de varias fotografías que contenía el teléfono, averiguaron que la persona que aparecía en las mismas había trabajado como repartidor en el almacén donde sustrajeron los terminales telefónicos, por lo que, tras ser localizado, fue detenido como supuesto autor de un delito de robo con fuerza.

Los policías comprobaron que el móvil robado había sido puesto a la venta en una página web de anuncios de compra-venta de segunda mano por un particular, que facilitó datos falsos al comprador. Al citado vendedor, dicho teléfono se lo había entregado un amigo en concepto de pago por una deuda, por lo que tras la identificación de ambos, fueron detenidos como supuestos autores de un delito de receptación.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, fueron puestos en libertad a excepción de uno de ellos que pasó a disposición del Juzgado de Guardia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here