La Policía Local impone multas de entre 750 y 1.500 euros a los clientes para frenar el incremento de la prostitución

0
47

La Policía Local de Alfafar ha comenzado a multar con sanciones de entre 750 y 1.500 euros a aquellas personas que soliciten o acepten servicios sexuales en el término municipal. El objetivo es frenar el incremento de la prostitución en la vía pública que, según aseguran desde el Consistorio, se está dando cada vez más en el núcleo urbano.
Las denuncias a las prostitutas no están surtiendo el efecto esperado ya que vuelven a ofrecer sus servicios en la calle por lo que la Policía Local se centra ahora en los clientes para hacer cumplir la ordenanza reguladora de la protección del espacio urbano en el municipio.

El pasado año se hizo pública esta ordenanza que contempla sanciones entre 750 y 1500 euros por ofrecer, solicitar, negociar o aceptar servicios sexuales en el espacio público del término local de Alfafar.

“Hacer desaparecer este tipo de problemas es complicado, ya que las mujeres que se dedican a esta actividad, pese a ser denunciadas por ofrecer sus servicios, siguen en el mismo lugar, lo que además de ser un riesgo para los conductores que transitan por las vías, genera molestias a las empresas de la zona”, aseguran desde el Consistorio.

El problema parece haberse agravado ya que, desde hace pocos días, la Policía Local está recibiendo llamadas de algunos comerciantes y empresarios de la zona, debido a que las prostitutas esperan a los clientes cada vez más en el interior del municipio, lo que ha provocado algunos enfrentamientos.

Con el objetivo de resolverlo, el cuerpo de seguridad denunció al Juzgado de Catarroja a una de las mujeres que frecuentan la zona por desobedecer las órdenes de los agentes de la autoridad, pues a pesar de ser denunciada e informada de la prohibición legal de la actividad que llevaba acabo se negaba a abandonar el lugar, pero el Juzgado archivo la causa.

Por eso, la Policía Local de Alfafar ha comenzado a denunciar a los clientes que solicitan los servicios de las mujeres que se dedican a la prostitución en la vía pública, así como a aquellos que mantienen relaciones sexuales con las mismas en la calle. El objetivo que se persigue al multar a los clientes es que la actividad cese y conseguir que la gente no acuda al municipio de Alfafar a contratar este tipo de servicios y con ello que las prostitutas abandonen sus puestos dentro del municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here