La Policía interviene en Albal miles de artículos falsificados valorados en 4 millones de euros

0
58

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre que importaba desde China contenedores de ropa y artículos falsificados de reconocidas marcas -entre ellas Hackett, Belstaff, Burberry, Chanel, G-STAR, Tommy Hilfiger, Dolce & Gabana, La Martina o Lacoste- y ha intervenido en una nave de Albal miles de productos que podían haber alcanzado en el mercado un valor cercano a los 4.000.000 euros.
El ahora arrestado almacenaba los efectos en una nave situada en la localidad valenciana de Albal y los distribuía posteriormente por toda España, especialmente por la costa mediterránea, ha explicado la Policía en un comunicado.

La investigación se inició al conocer que un ciudadano de nacionalidad marroquí podía estar relacionado con la adquisición, importación, almacenamiento, distribución y venta de prendas falsificadas de prestigiosas marcas.

Los agentes establecieron un dispositivo de seguimiento y vigilancia y comprobaron que él mismo contactaba directamente con el vendedor en China y se encargaba de la posterior distribución de los artículos falsificados.

Disponía de numerosos clientes en diferentes puntos de la geografía española y les llevaba la mercancía personalmente con sus propios vehículos. Por este motivo manejaba gran cantidad de dinero en efectivo y portaba en el momento de su detención unos 1.000 euros en efectivo.

Los investigadores localizaron la nave donde el detenido almacenaba los contenedores con los artículos falsificados que le llegaban desde China en la localidad valenciana de Albal. En su registro los agentes intervinieron 212.665 euros en efectivo y 327 paquetes, cada uno con unos 100 artículos falsos de todo tipo, principalmente camisetas. Según los peritos, estos objetos podrían alcanzar un valor próximo a los cuatro millones de euros en el mercado.

Al arrestado, de 53 años y natural de El Jadida (Marruecos), se le imputa un delito contra la propiedad industrial y blanqueo de capitales. La operación, denominada ‘Lucus’, ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here