La polémica con el Ayuntamiento marca las primeras jornadas Interpueblos de l’Horta organizadas por el 15-M en Mislata

0
69

El movimiento del 15-M ha acusado al alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, de intentar “limitar o anular el derecho a la libertad de expresión” después de que, por decreto de Alcaldía, impidiera la realización de algunos de los actos previstos en las primera jornadas Interpueblos de l’Horta que el movimiento había organizado en Mislata.
En concreto, y según los organizadores, se tuvieron que suspender los pasacalles previstos para las mañanas del sábado y del domingo así como la creación de graffitis en vivo y las actuaciones musicales programadas para las 22.00 horas del sábado ya que esa era la hora límite para la realización de actividades concedida por el Consistorio.

Desde el Ayuntamiento, sin embargo, se defienden alegando que conceder autorización para las manifestaciones o pasacalles corresponde a la Delegación de Gobierno. Además, fuentes municipales han explicado a Hortanoticias que el decreto de Alcaldía respondía a una cuestión económica.

El problema, según el Ayuntamiento, es que algunos de los actos previstos, como la pernoctación en la plaza, implicaban la necesidad de que el Consistorio dispusiera de un generador eléctrico y de servicios portátiles lo cual suponía un desembolso cercano a los 5.000 euros. Así, el alcalde decidió no asumir este gasto y ofreció a los organizadores, siempre según la versión remitida por el Consistorio, ceder el espacio pero que fueran ellos quienes pagaran este equipamiento a lo cual, al parecer, se negaron.

“Creemos que la intención de las prohibiciones citadas anteriormente es limitar o anular de forma directa el derecho a la libertad de expresión, ejerciendo de manera antidemocrática el poder que le ha otorgado la soberanía del pueblo de Mislata”, explican los organizadores en su página web, al tiempo que señalan que “transmitir una respuesta de este tipo con tan sólo 48 horas de antelación es un intento estratégico para boicotear la programación de las jornadas, queriendo promover la anulación de las mismas y, en definitiva, fomentar la desinformación ejercida por la clase política actual hacia la ciudadanía”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here