La Plataforma de Parados de Paterna se manifiesta en el pleno por la Renta Garantizada de Ciudadanía

0
21


La Plataforma de Parados de Paterna volvió, por segundo mes consecutivo, a presentarse en el pleno ordinario con una pancarta para reclamar la Renta Garantizada de Ciudadanía y que el Ayuntamiento tome en consideración sus demandas para poner soluciones a la elevada tasa de desempleo que azota el municipio.

La renta garantizada de ciudadanía es una prestación económica, aprobada por una ley autonómica en 2007, ligada a un plan familiar de inserción y a otro de inserción laboral, «cabe la posibilidad de la concesión de la renta sin necesidad de establecer ningún plan de los citados o de que algunos de los miembros de la unidad familiar no lo cumpla, en los casos de que la inserción sea imposible o extraordinariamente difícil (drogodependientes, discapacitados con grado superior al 50%)».

Los eventuales beneficiarios de la renta son personas con edad igual o superior a 25 años e inferior a 65 años; personas de 18 a 24 años que acrediten tener a su cargo a otros menores de edad o discpacitados; menores de edad legalmente emancipados que acrediten tener a su cargo a otros menores o discpacitados; mujeres embarazadas de menos de 25 años, incluidas las menores de edad, que no vivan en el seno de la unidad familiar; personas de 18 a 24 años que hayan estado sujetas en la Comunidad Valenciana al sistema de protección y al sistema judicial de reforma en los años años anteriores a la mayoría de edad.

Los requisitos para obtener la prestación son: ser español o extranjero con residencia legal en España; estar empadronado en algún municipio de la Comunidad durante al menos 24 meses ininterrumpidos e inmediatamente anteriores a la solicitud; convivencia de la unidad familiar, salvo si hay violencia en ese ámbito; no disponer de recursos económicos suficientes, pese a procurarlos, los ingresos de la unidad de convivencia no pueden ser superiores a la prestación económica de la renta garantizada ciudadanía, incluidos los incrementos familiares; acreditar no tener derecho a pensión o prestación similar alguna; y no haber causado ningún miembro de la unidad familiar baja laboral voluntaria en doce meses anteriores a la solicitud.

Los beneficiarios se obligan, por su parte, a participar activamente en programas de inserción sociolaboral, a solicitar programas del Servef y del Ministerio de Trabajo, a no rechazar una oferta laboral, salvo casos especiales, y a no causar baja voluntaria en el empleo obtenido. Además, debe aplicar la prestación a su finalidad y cumplir el programa de inserción laboral. La renta no es indefinida y los beneficiarios deben atender las necesidades de los menores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here