La pasarela peatonal que conectará Manises con el aeropuerto tendrá un coste cercano al millón de euros

0
132

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte ha sacado a información pública el proyecto básico para la construcción de un itinerario peatonal de conexión entre el núcleo urbano de Manises y el aeropuerto. La inversión prevista para esta actuación es de casi un millón de euros.
El objetivo es resolver, en adecuadas condiciones de seguridad, la conexión peatonal entre el núcleo urbano de Manises y el aeropuerto ya que actualmente se constata un flujo peatonal importante desde el núcleo de Manises hacia el aeropuerto y viceversa, “que cruza la calzada de la CV-370 Manises-Ribarroja y la calzada de acceso al aeropuerto por puntos de escasa visibilidad, sin ningún tipo de señalización, para después continuar el recorrido por los arcenes de las mencionadas calzadas”.

Este itinerario peatonal se materializará mediante la construcción de un paseo continuo de 2 metros de ancho en el primer tramo (zona coincidente con el viario de acceso al aeropuerto) y 3 metros de ancho en la zona de estructuras.

Concretamente la solución propuesta consiste en la ampliación de la calzada de la V-11 en la zona de aeropuerto aprovechando una berma existente que se convierte en una acera de 2 metros de ancho.

A continuación se construirá una pasarela de 3 metros de ancho para salvar el cruce con las dos calzadas de la CV-370. Salvado este obstáculo, ya en el lado Manises, se finaliza la actuación con las rampas y escaleras necesarias para llegar a cotas de urbanización y conectar con el nuevo bulevar de la calle Rosas.

La longitud de la actuación es de 293 metros, de los cuales los primeros 93 metros se corresponden con la acera de 2 metros junto al vial de acceso al aeropuerto y el resto a la pasarela y rampas, que con un ancho libre de 3 metros, salvan el cruce de las calzadas de la CV-370 y conectan con el nuevo bulevar.

La pendiente máxima de las rampas es del 8% habiéndose dispuesto los correspondientes descansillos en cumplimiento de la normativa vigente de accesibilidad.

El recorrido mediante rampas también se ha completado con accesos intermedios mediante escaleras, de modo que se posibilita una reducción importante de la longitud a recorrer. Para ello se han previsto tres tramos de escaleras de 2 metros de ancho.

Conjuntamente con la habilitación del itinerario peatonal también se contempla la urbanización del entorno, especialmente la zona ubicada bajo las estructuras de la V-11, actualmente bastante deteriorada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here