La nueva Plaça del Poble podrá adaptarse a cada acto que se organice en ella

0
29

Es uno de los proyectos más innovadores en los que se ha embarcado el municipio de Silla y es que la nueva Plaça del Poble tendrá elementos móviles para poder adaptarse en función de los actos que acoja como procesiones, ferias o ‘bous al carrer’.
La Conselleria de Infraestructuras y Transportes ha sacado a licitación el proyecto de reurbanización de la plaza que alberga el Ayuntamiento y la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, centro neurálgico del municipio. La actuación ha salido a concurso por 1.224.912 euros financiados con cargo al Plan Confianza de la Generalitat y tiene un plazo de ejecución de diez meses.

El proyecto escogido para la reurbanización de la plaza surgió de un concurso que se realizó después de conseguir una subvención para la dinamización comercial de Silla. El innovador proyecto parte de la idea de ampliar el radio de acción más allá de la plaza y sus calles colindantes llegando hasta la estación de tren, puerta de entrada al municipio.

Se pretende convertir el espacio en una zona eminentemente peatonal dándole la vuelta al uso actual donde el tráfico rodado tiene prioridad. Con esta actuación está previsto conseguir, además, un incremento de las plazas de aparcamiento de hasta 50 plazas más de las actuales.

La actuación, compleja e integral, propone incluso la modificación de los usos de la planta baja del Ayuntamiento. Según recoge la explicación del proyecto, enlazar la Plaça del Poble con la Torre musulmana inserta en el patio interior implica modificar el uso de la planta baja del Ayuntamiento y abrir así el patio y la Torre totalmente a la calle.

Por ello, el proyecto plantea el uso de la planta baja del Ayuntamiento para espacios de información, expositivos o de comunicación pública. La zona destinada a la Policía Local se reubicaría en el límite norte de la plaza reordenando y construyendo el vacío urbano existente entre las calles San Vicente y Valencia.

Círculos y postes para enmarcar los usos

A partir de ahí, el proyecto incluye la definición de distintos elementos estructurales en la plaza que determinen los usos que se le pueden dar. Por ejemplo, un círculo de 25 metros de diámetro sirve para ubicar el espacio destinado a la plaza de toros portátil, hundida 15 centímetros permiete llenarse de tierra morterenca para la lidia. Otros círculos de menor tamaño remarcarán otros usos como el cine, el mercado o la feria, la zona de juegos infantiles, el kiosco o la zona expositiva.

En el caso de los juegos infantiles que se colocan de forma permanente la propuesta implica la construcción de un foso de unos 40 centímetros de hondo delimitado con un asiento perimetral que permite una cierta protección interior para los más pequeños.

Pero, sin duda, el elemento más característico del proyecto son los 14 postes fijos y los diez móviles que se distribuirán a lo largo de la plaza. Los primeros, de seis metros de altura, se dotarán de instalaciones como luz, sonido, wifi… que serán los que permitan la interacción entre la plaza y sus usos con los habitantes.

Los postes móviles, de cuatro metros de altura, servirán, en cambio, para cambiar los límites de la plaza en función de la actividad que se realice en ella. Construidos con plexiglas (materia obtenida de desechos industriales reciclados) marcarán las distintas formas de apropiarse del espacio colectivo de la plaza.

Estarán iluminados con líneas de luces de fibra óptica de bajo consumo. Su ligereza permite que su posición pueda variar temporalmente para los distintos eventos que se producen de forma temporal.

La idea es que se fijen al suelo mecánicamente y cunado no estén se colocará una tapa de cierre a nivel del pavimento con la señalización de color necesaria. El resto de actuaciones, las zonas destinadas a juegos infantiles, kiosco y sala expositiva, se enmarcarán con postes de tres y cuatro metros colocados de forma permanente.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here