La nueva canalización de aguas bajo la V-21 abandera un ambicioso plan para evitar inundaciones

0
41

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado por unanimidad acometer las obras para mejorar la evacuación de aguas pluviales en el Camí de la Mar bajo la autovía. La salida de agua por la tubería que llega hasta el mar, ya de por si problemática, se ha reducido un 60% a causa de un atasco en la actual canalización ocasionado por las obras de la V-21. El Ministerio de Fomento, responsable de la autovía, después de años de negativas, dará luz verde a una actuación que el Ayuntamiento considera vital para diseñar un nuevo plan contra inundaciones.
Las últimas lluvias que nos ha dejado la entrada del otoño han puesto de manifiesto que la evacuación de las aguas pluviales del municipio presenta algunos puntos problemáticos. “Estamos redactando un nuevo plan de lluvias ya que al asumir el gobierno nos hemos encontrado con que no había protocolo de actuación”, indica el concejal de Protección Civil, Manuel Martínez.

Dentro del próximo plan, la actuación más urgente es una nueva canalización del agua a su paso bajo la autovía V-21, junto al Camí de la Mar. Aunque el problema de inundaciones es bastante habitual cuando llueve, los técnicos constataron que la salida de agua era menor. Tras investigar, comprobaron que la tubería que pasa por debajo de la V-21 en dirección a la playa estaba obstruida a causa de las obras del tercer carril de la autovía. “Estaba saliendo un 60% menos de agua”, puntualiza el concejal.

Este punto, al estar más bajo, actúa como aliviadero de la red general de alcantarillado del casco urbano, por lo que se trata de una pieza clave para la evacuación de las aguas de lluvia. Ante esta situación, el Ministerio de Fomento, responsable de las obras de la V-21, ha asumido el problema y va a dar el visto bueno para la instalación de una nueva tubería de 1, 80 metros de diámetro y una longitud de 55 metros que transcurrirá de manera perpendicular a la autovía y que enlazará con los tramos ya existentes. “Con el nuevo diámetro el caudal será tres veces mayor que antes de que se obstruyera la tubería”, explica Piñol.

El presupuesto que el Ayuntamiento aprobó en el pleno del 26 de octubre para ejecutar esta obra asciende a 230.000 euros. “De ellos, 175.000 euros procederán de la partida reservada al césped artificial en los campos de entrenamiento del José Claramunt. Imelsa, empresa de la Diputación que ha de ejecutar esta obra, ha aplazado el convenio para 2010, de modo que podemos utilizar este dinero para la urgente actuación bajo la autovía”, señala la concejal de Hacienda, Lola Sánchez.

La instalación de la nueva tubería y el consiguiente aumento de caudal ayudarán a solucionar otros puntos conflictivos en cuanto a riesgo de inundación y que se están tratando en el nuevo protocolo. Uno de ellos es el Camí Fondo, en el que se está estudiando utilizar la Acequia de Moncada para desaguar cuando llueva. El concejal de Protección Civil tiene previsto negociar este aspecto con el nuevo responsable de la Real Acequia.

Como novedad principal en el próximo plan de lluvias, el Ayuntamiento pretende personalizar los sitios conflictivos: “Queremos tener personas que se dediquen a controlar estos puntos concretos y velar por su correcto funcionamiento”.

Con ello, Martínez Piñol se refiere, por ejemplo, a las inundaciones que se han producido ocasionalmente en la zona del instituto y en el entorno del polideportivo. El concejal entiende que hay alcantarillas que, a causa de la suciedad acumulada, no drenan correctamente y este problema se solucionará con este control de las zonas problemáticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here