La madre de Roca niega conocer el paradero de su hijo y declara que este la “usó” en sus empresas

0
61

María del Carmen Samper, madre del empresario en paradero desconocido Jorge Roca, ha asegurado este lunes en el juzgado de instrucción número 15 de Valencia en el que se investiga el agujero millonario en Emarsa, la empresa que gestionó la depuradora de Pinedo, que su hijo la “usó” y ha asegurado desconocer donde vive el huido, de quien ha dicho que tiene “terror” porque es “muy agresivo”.

En su comparecencia, ha llegado al punto de declararse “buena madre” y decir que lo “único” que ha hecho “mal” ha sido “parir” a su hijo.

Según su versión, “nunca” ha percibido de Roca “ni un céntimo” y ha negado haber participado en la apertura de cuentas en Andorra para ingresar allí los beneficios de una supuesta actividad empresarial inexistente. “He sido miserablemente engañada”, ha admitido.

Durante su declaración ante el juez, la mujer ha relatado que no guarda contacto con su hijo desde 2007, cuando empezó a “sospechar” que le estaba “haciendo algo” y quiso recuperar sus empresas porque “todo lo llevaba él”.

María del Carmen Samper, imputada en la causa, ha explicado que tiene el título de graduado escolar, que se dedicó a la joyería y que vive de los alquileres que le proporcionan sus propiedades –hasta 17–.

Así, ha relatado que aunque su hijo, dedicado a labores comerciales, le tildaba de “ignorante que no sabía nada”, ella ha tenido un “poco de acierto” en la compra y venta de locales con la primera de sus sociedades.

La imputada ha fijado en 2007 la fecha en la que empezó a “desvincularse” de su hijo y “de ese entramado que había formado y que nadie lo entendía”.

Samper ha declarado que en 1998 constituyó una primera sociedad con él, Iberchateau, para que ella se pudiera “defender mejor” y a la que aportó todo su patrimonio.

A partir de ahí, ha manifestado no tener “ni idea” de los motivos por los que se constituyó Etwas Eitgentlich, que tuvo relación con Emarsa, y ha asegurado que sin saberlo ella se fijó su domicilio social en una de sus propiedades.

Asimismo, ha negado haber oído hablar de Adobs Organics, también relacionada con Emarsa, y, preguntada por la participación en la mercantil Samperini, ha dicho que su hijo le dijo que les favorecía ante Hacienda.

Sobre Erwinin, constituida por Roca como administrador de las otras sociedades en las que ella participaba, ha resaltado desconocer su existencia.

En esta línea, ha negado saber que Erwinin facturara millones a Emarsa como gestor de lodos y el destino dado a ese dinero.

Al igual se ha pronunciado en relación con Notec, Zonday Investments o Printergreen, igualmente constituidas por su hijo y relacionadas con Emarsa.

En el interrogatorio, Samper ha sido preguntada por distintas cuentas abiertas en Andorra junto con su hijo, ante lo que la imputada ha asegurado haber tenido únicamente dos.

Aunque, ha señalado, “ahora, me salen no sé cuántas”, por lo que sospecha que la persona que le atendía en el banco y que se suicidó posteriormente, estaba en “connivencia” con su hijo.

La madre ha reconocido ir a Andorra a llevar el dinero B procedente de alquileres y ha señalado que en 2007 fue el año que retiró a su hijo de todas sus cuentas. Samper ha negado su participación en determinados movimientos bancarios ni en reintegros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here