La madre de Alboraya que debía entregar a sus 3 hijos a su ex pareja pide suspender la entrega por el estrés de los menores

0
22

La madre de Alboraya, que debe entregar a sus tres hijos a su exmarido que reside en México, a raíz de una decisión judicial y que ayer pudo impedir su entrega por la presión y ayuda de sus vecinos, ha pedido al juzgado la suspensión de la ejecución del auto que le obliga a hacerlo dadas las condiciones médicas que presentan los menores y el estado de estrés manifestado este domingo, fecha en la que se tenía que ejecutar la resolución de la jueza de Moncada.

Ignacio Amat, el abogado de la madre, ha pedido el amparo a la Fiscalía de Menores dado que en este caso se han producido circunstancias nuevas por el estado de los menores, que tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos este domingo, al conocer la llegada de la Guardia Civil para hacer efectiva la entrega.

Fuentes cercanas a la familia han señalado que a mediodía de este lunes no habían recibido ninguna nueva notificación del juez para instar a la entrega de los menores, que se encuentran “muy mal” y en “tratamiento psicológico” desde hace “mucho tiempo”. Según esta versión, en el momento de llegar los agentes, los tres niños -un adolescente de 14 años y los gemelos de 10- sufrieron un “ataque de pánico” por lo que fue necesario llamar a la asistencia médica.

La Guardia Civil no ejecutó finalmente la entrega al padre, en virtud de la resolución judicial que ordena a trasladar “inmediatamente” a México a los tres hijos, para que el progenitor pueda ejercitar sus derechos de visita. Los agentes no pudieron entrar en el domicilio y abandonaron el lugar, en el que se habían concentrado varios centenares de vecinos en apoyo de la familia.

Según han confirmado fuentes de la Benemérita, los agentes han elaborado un informe que han entregado a la jueza en el que le comunican que no pudieron cumplir con la colaboración requerida porque no les abrieron la puerta y por la existencia de gente concentrada. Los agentes tuvieron igualmente que apoyar al padre, que se encontraba en el edificio, para que pudiera salir y abandonar el lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here