La lesión del corredor. Efectos y estrategias psicológicas

¿Tienes una tendinitis, una rotura fibrilar o una distensión de ligamento?

Desgraciadamente el corredor que compite habitualmente en algún momento u otro es susceptible de sufrir una lesión; sea por sobreentrenamiento, falta de preparación y planificación, falta de periodo de recuperación, técnica incorrecta, por predisposición física o incluso accidente deportivo.

corredor

Antes de nada, debemos pensar que para no lesionarnos nos tenemos que comprar un buen material y así prevenir posibles lesiones. Hay muchas plataformas online dónde venden buen material a un buen precio. Mi elección predilecta es Ashisports las mejores zapatillas a un precio asequible.

La lesión es la pesadilla de cualquier deportista, sea de élite o amateur, ya que te obliga en la mayoría de los casos a disminuir la intensidad de los entrenamientos y carreras de competición o a abandonarlos temporalmente.

En ambos casos se producen varias reacciones psicológicas:

La primera es la negación de la lesión. En esta primera etapa el deportista niega que la lesión tenga importancia y tiende a tomar la lesión como leve. Esto puede empeorar la situación y provocar que una lesión leve se acabe convirtiendo en grave y que en consecuencia el tiempo de recuperación sea mayor.

La segunda es una sensación de frustración e ira. Este estado emocional no favorece nada la recuperación, está demostrado que condiciona el funcionamiento correcto de nuestro sistema immunitario y del mismo modo que la negación, puede alargar el periodo de recuperación.

Hay otras reacciones que pueden manifestarse como decaimiento anímico e incluso ansiedad producida por la  incertidumbre sobre la duración de la lesión, el periodo de recuperación y la pérdida del nivel en la forma física.

El corredor tiene que estar preparado y debe disponer de estrategias para ser ser capaz de superar esta situación; raro es el deportista que entrena o compite habitualmente que no sufre una lesión en algún  momento.

Algunos de los consejos o estrategias para afrontarlo a nivel psicológico son:

  • Minimizar la presencia de las emociones negativas(frustración, ira, enfado). Hay que evitar los pensamientos negativos, intentando que esos pensamiento desaparezcan de tu cabeza o parando los pensamientos por un minuto.
  • Tener una actitud positiva en todo momento, aceptando el problema como una circunstancia temporal y no definitiva y enumerando el resto de aspectos positivos de tu vida.
  • Ser paciente y aceptar que la recuperación de las lesiones requiere su tiempo; la ansiedad no ayuda a esta recuperación, incluso puede afectar negativamente.
  • Esperar el tiempo necesario para la recuperación totalde la lesión e iniciar de nuevo los entrenamientos cuando estés plenamente recuperado.
  • Visualización de la recuperación.  Esta técnica consiste en ensayar mentalmente una secuencia de acciones hasta llegar a una meta. Se utiliza en otras situaciones deportivas pero también es útil para la recuperación. En el caso de la Visualización en recuperación se trata de imaginarse recuperado completamente de la lesión y realizando la práctica deportiva, utilizando todos los sentidos y sintiendo los movimientos como si estuvieran ocurriendo.
  • Aceptarlo como un periodo de descanso, aprovecha el tiempo de reposo en la práctica deportiva,  podrás realizar otras actividades de ocio que no haces habitualmente por dedicación al entreno.
  • Vivirlo como un reto mása superar, el corredor es una persona al cual le gustan los retos, volverás a tú nivel en poco tiempo, y habrás superado un obstáculo más en el camino.

 

 


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *