La juez acuerda el sobreseimiento provisional de la querella de Barberá contra Martínez por sus acusaciones sobre Emarsa

0
55

La magistrada del juzgado de instrucción número 13 de Valencia ha acordado el sobreseimiento provisional de la querella interpuesta por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, contra la secretaria general del PSPV en la provincia de Valencia, Carmen Martínez, por un delito de calumnias con publicidad después de que ésta la acusara de ser “cómplice del saqueo que se ha llevado a cabo en los últimos años” en Emarsa, la empresa pública que gestionaba la depuradora de Pinedo.
De esta forma, estima el recurso de reforma interpuesto por Martínez contra la resolución dictada el 8 de marzo, por la que se le comunicó la existencia del procedimiento y la imputación de la que era objeto y se le instruyó de la facultad que tenía de ejercitar su derecho de defensa.

En su auto, la juez expone que la expresión ‘saqueo’ “no contiene ninguna descripción de hechos que pudieran revestir caracteres de delito como para entender que la citada expresión pudiera ser constitutiva de calumnia”, y más aún, añade, al estar “ante un supuesto de crítica política”.

En ese sentido, señala que “en los últimos tiempos, la crítica política se ha endurecido ostensiblemente y en ocasiones exacerbado”.

La magistrada asume el informe del Ministerio Fiscal del que se extrae “la conclusión de que las expresiones controvertidas emitidas por la querellada, en su condición de secretaria general de un partido político en un asunto de indudable trascendencia pública, no superan el umbral exigido por el Tribunal Constitucional para que puedan ser valoradas como penalmente relevantes”.

Explica que Martínez “trató un tema de interés público en el ámbito local” que “atañía a personas con relevancia pública” y recalca que ésta “en ningún momento utilizó expresiones intrínsecamente vejatorias que resultaran impertinentes e innecesarias para su exposición”.

La juez declara que para considerar esa conducta “penalmente sancionable”, las expresiones proferidas por la líder socialista “deberían haber sido claramente vejatorias, y además gratuitas, o innecesarias en relación a la crítica política llevada a cabo”.

Barberá interpuso esa querella contra la también alcaldesa de Quart de Poblet (Valencia) en octubre de 2010 después de que Martínez señalara que la alcaldesa de Valencia controlaba “la mayoría del organismo responsable de la gestión” de la depuradora de Pinedo y que “los principales implicados” en las irregularidades eran “personas de su entorno”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here