La infanta Elena inaugura el novedoso Centro de Educación Infantil de Paterna que aúna técnicas educativas y tecnológicas

0
80

Paterna. Infanta Elena,  Fabra y Agustí. Inauguración guarderia

La infanta Elena ha presidido hoy la inauguración del Centro de Educación Infantil ‘Tic-Tac’, donde se pretende explorar las técnicas educativas y los recursos tecnológicos más avanzados para desarrollar la creatividad y el deseo de aprender en los niños de preescolar.

Este centro escolar, que imparte de momento el primer ciclo de Educación Infantil en Paterna, es una iniciativa de la fundación para la Innovación de la Infancia de la Comunitat Valenciana (FIICV), entidad creada en 2007 y promovida por el Ayuntamiento de Paterna y por el Instituto Tecnológico Aidico.

La infanta, acompañada por el president de la Generalitat, Alberto Fabra, el director de Aidico, Ramón Congost, y el alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, ha visitado las instalaciones, compuesta por cinco edificios circulares de distintos colores y que han supuesto una inversión de 6, 5 millones de euros, de los 800.000 euros fueron aportados por Generalitat.

Doña Elena ha podido ver a una decena de niños que estaban empezando a comer, ha podido utilizar una mesa táctil de actividades, ha visitado la piscina con dos densidades, que hace que los menores floten, o el huerto donde se plantan tomates o pimientos y la granja con animales como gallinas, pavos reales, conejos o cabritas.

Aunque tiene capacidad para 214 niños en edad preescolar, en la actualidad cuenta con 44 alumnos de siete nacionalidades, que han empezado el curso este año y que reciben las clases en tres idiomas (valenciano, castellano e inglés) y a corto plazo podría añadirse el chino.

El edificio goza de una temperatura constante de 21 grados todo el año gracias al suelo radiante, el aire es renovado cada diez minutos, los filtros se cambian todos los días para evitar alergias y la instalación geotérmica que tiene instalada hace que el coste mensual por el aire acondicionado y la calefacción sea de solo 50 euros.

El director de Aidico ha explicado a los periodistas que la Fundación pretende que en el centro puedan recibir atención niños autistas y además se puedan realizar investigaciones para el desarrollo de nuevos métodos educativos, ya que tiene espacio para acoger a unos 60 investigadores.

El centro se financia en la actualidad con lo que pagan lo padres de los menores (325 euros al mes y una matrícula de 200 euros), y lo que aportan algunos proyectos europeos o patronos de la Fundación.

Congost confía en poder cubrir las 214 plazas con las que cuenta el centro, que tiene una superficie de unos 3.000 metros cuadrados sobre una parcela de alrededor de 8.400 metros cuadrados, y ha explicado que cuando superen los 100 niños matriculados podrán disponer de cocina propia y pondrán en marcha un programa alimenticio para evitar la obesidad infantil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here