Registros en Paterna y Catarroja tras incautar la Guardia Civil 130 kilos de cocaína en un laboratorio en Serra

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Epimeteo’, ha detenido a 12 personas y ha desmantelado un laboratorio clandestino de cocaína en el que se ha incautado de más de 130 kilos de cocaína.

Operación Epimeteo Guardia Civil cocaína

A los detenidos (8 varones y cuatro mujeres), de edades comprendidas entre los 19 y los 52 años y de nacionalidades española y colombiana, se les acusa de los presuntos delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales.

En el laboratorio clandestino de cocaína desmantelado se han intervenido 130 kilos de cocaína, numerosas garrafas y bidones con productos químicos, sacos con varias sustancias (calcio, sosa caústica, y carbonato de sodio) basculas de precisión, microondas, radiadores portátiles, planchas logos y una prensa hidráulica, bolsas de plástico para meter la droga, mesas inclinadas con red para filtrar la sustancia, mesas de calentamiento- evaporación y mesas de secado, un comprensor y una maquina para envasar al vacío.

Además se han realizado 8 registros domiciliarios en las localidades valencianas de Serra, Lliria, Sagunto, Paterna, Catarroja y Valencia en los que se han intervenido 230.000 euros en efectivo, 8 armas de fuego, teléfonos móviles, una libreta con anotaciones de sustancias, un videograbador, básculas de precisión, 2 plantas de marihuana y pequeñas cantidades de hachís y éxtasis. También se han intervenido nueve vehículos, algunos de alta gama, y una motocicleta.

Las investigaciones comenzaron en diciembre de 2015 cuando la Guardia Civil detectó la posible existencia de un laboratorio ilegal de cocaína en la localidad valenciana de Serra.

Los detenidos utilizaban una nave agrícola, situada al lado de la casa donde residían algunos de ellos, como laboratorio de extracción secundaria, en el que separaba la droga de otros materiales con los que previamente se había mezclado la sustancia estupefaciente para ocultarla y camuflarla.

Este laboratorio se dividía en varias estancias en las que se desarrollaban los distintos procesos de separación, secado, adulteración de la cocaína y otras habitaciones de almacenaje. En el momento del registro se encontraban todas las estancias en uso.

Parte de los paquetes de cocaína intervenidos se encontraban en la zona de secado, una vez había finalizado el proceso de extracción. El laboratorio estaba preparado para una producción de cocaína mensual de 300 kilos de droga.

Se trata de uno de los laboratorios clandestinos de cocaína desarticulados en España más completos de los últimos años por la infraestructura y complejidad del mismo.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 6 de Lliria y sigue abierta por lo que no se descartan nuevos registros y detenciones. Todos los detenidos han pasado a disposición judicial y 9 de ellos han ingresado en prisión.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *