bánner Auditori Horta Noticias

La Generalitat debe ya a la adjudicataria del centro de día 600.000 euros de los 1, 7 millones que recibió del Gobierno central

0
27

La empresa adjudicataria de las obras de construcción del centro de día para personas mayores dependientes de Quart de Poblet todavía no ha cobrado ni un euro de la Generalitat, según reveló ayer la alcaldesa, Carmen Martínez, en el pleno en el que se debatió la moción del grupo municipal socialista sobre financiación local y al que no acudió el PP.
Según la alcaldesa, la empresa no ha cobrado “a pesar de que se han entregado certificaciones de obra ejecutada por un total de 600.000 euros y de que el Gobierno de España ya ingresó el año pasado a la Consellería de Bienestar Social los 1, 7 millones de euros que cuesta el centro”.

Martínez evidenció con este dato la necesidad de exigir con contundencia la liquidación de la deuda que la Generalitat mantiene con Quart de Poblet y que, en estos momentos, “pone en peligro la continuidad de muchos empleos y de muchos servicios municipales que se nutren de subvenciones y convenios”.

En este sentido, la alcaldesa recordó como ejemplo que el año pasado el Ayuntamiento asumió el 68% de los gastos en Servicios Sociales y la Generalitat, el 32%. “Y que, a fecha de hoy, el gobierno autonómico debe a los vecinos y vecinas de Quart de Poblet en este ámbito 890.000 euros, sin olvidar la deuda histórica de casi 17 millones de euros, resultado de no haber creado el fondo para compensar a los ayuntamientos por las competencias autonómicas que se ven obligados a asumir, que el PP prometió en 1999”, según recordó Martínez.

El pleno se celebró sin los representantes del Partido Popular, que no quisieron ni siquiera debatir una moción en la que se reclamaba a las administraciones, en especial a la autonómica ante la reciente aprobación de la Ley de Régimen Local, que “vuelve a dejar en una situación precaria y de marginación a los municipios valencianos”, según explicó la alcaldesa, que doten a los municipios de los fondos necesarios para asegurar la estabilidad de los ayuntamientos y la calidad en la prestación de los servicios públicos.

Por esta razón, el portavoz del grupo municipal socialista, Bartolomé Nofuentes, calificó de “día triste” el de ayer al afirmar que “es la primera vez en la democracia que un grupo político se niega a venir a trabajar por los vecinos de Quart de Poblet. Nos parece una falta de respeto intolerable a la ciudadanía y a la democracia no estar aquí para representar a las personas que les han elegido. Los quarteros y las quarteras no se merecen esto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here