La ‘futura’ piscina cubierta de Catarroja no cumple las medidas para acoger competiciones deportivas según el PSPV

1
192

Catarroja-piscina-coberta

Las obras de reforma realizadas en la piscina cubierta de Catarroja, que lleva cerrada más de 3 años, han dejado a la instalación deportiva inservible para acoger competiciones deportivas, según ha denunciado el PSPV local.

De acuerdo con los datos a los que ha tenido acceso el grupo municipal socialista, el vaso de la piscina reformada tiene una profundidad en un extremo de 1, 40 metros y en el otro de 1, 50, cuando en las competiciones es necesaria que las piscinas sean de entre 1, 60 m. como mínimo y 1, 80, para que los nadadores puedan realizar la vuelta de retorno y también lanzarse al agua desde los poyetes de salida con garantías de seguridad.

Con las actuales dimensiones, los socialistas aseguran que “sólo se podrán realizar entrenamientos y, además, en categorías benjamín y alevín, pero tampoco a partir de los 12 años”.

Los socialistas recordaron que la antigua piscina tenía una profundidad de 1, 60 metros en un extremo y de 2, 80 en el otro, con lo que sí cumplía con los requisitos de competición.

Por otro lado, la profundidad máxima de la piscina remodelada también ha sido reducida, de los 2, 80 metros de la antigua a los 1, 80 m., y el vaso, que antes estaba todo alicatado, ahora no, porque lo laterales son pintados. Sin embargo, se mantiene la anchura de seis carriles.

El grupo municipal socialista, tras comprobar este hecho, ha considerado “lamentable que no se haya tenido en cuenta al prestigioso club de natación Sirenas de Catarroja, y que haya pasado esto tras tener cerrada tres años la instalación y haberse gastado en su rehabilitación la friolera de 1, 7 millones de euros, que puede que acaben siendo más con los sobrecostes”.

Para el portavoz socialista, Alberto Gradolí, “hay que congratularse de que, por fin, aunque con excesivo retraso, la ciudadanía catarrojense vuelva a contar con el servicio de la piscina cubierta, y ya no tenga que continuar acudiendo a otras poblaciones, pero resulta impresentable que el gobierno municipal d no haya contado con el club Sirenas y, encima, haya hecho oídos sordos a lo que le advertimos en su día”.

Gradolí recuerda que ya alertaron hace meses a la alcaldesa, Soledad Ramón, del riesgo de que la reforma de la piscina, al implicar la reducción de sus dimensiones, podría impedir que luego se celebraran competiciones, “pero contestó que no sería así, cuando, lamentablemente, eso es lo que ha ocurrido”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here